Logo El Confidencial
Restaurantes recomendados

Macarela, un pedacito de Cádiz en Madrid

Macarela es un pedacito de Cádiz en Madrid. El sueño de Sergio Navarro e Iñigo Landeta, cuyas profesiones les obligan a vivir lejos de ese lugar mágico al que cantan las habaneras

Foto: Macarela, un pedacito de Cádiz en Madrid

Macarela es un pedacito de Cádiz en Madrid. Este era el sueño de Sergio Navarro y su socio, Iñigo Landeta, dos jóvenes emprendedores con profesiones que les obligan a vivir lejos de ese lugar mágico al que cantan las habaneras. Disfrutar cada día de lo mejor de su tierra es ya una realidad porque este flamante restaurante-taberna abre sus puertas para traer lo mejor de Cádiz, incluidos sus precios. No hay música flamenca, ni decoración con el aire andaluz que sí tiene el equipo joven y entusiasta que atiende el servicio, casi todos paisanos de Jerez de la Frontera.

Un bonito local dividido en dos plantas bien iluminadas por lámparas que hacen un guiño al mar recordando las tabernas portuarias y por la luz natural que traspasa los ventanales de la fachada. Un magnífico olivo luce junto a la barra donde una pizarra muestra cada día las sugerencias y tapas que acompañan a la cerveza, al vino de Jerez o a la manzanilla fresquita de Sanlúcar en un ambiente que transporta al sur. Además de escogidas referencias de los vinos de Jerez tienen una cuidada selección de otras denominaciones de origen.

La carta es variada y ofrece la posibilidad de medias raciones. Está dividida en Nuestros cortes, donde se ofrece desde un surtido de ibéricos que incluye el gran queso Payoyo de Villaluenga del Rosario a la carne mechá especiada, chicharrones de Chiclana, huevas de maruca del Estrecho o mojama de atún de almadraba. Verduras y hortalizas de Conil y Chipiona, ensaladas y Para picar, un rico salmorejo barbateño con virutas de jamón ibérico y huevo; tacos de cazón en adobo y puntillitas, fritos en aceite de oliva virgen extra, tortillitas de camarones, coquinas de Conil al ajillo o miniburguer con dos de los productos estrella de la casa: atún de almadraba o ternera de retinto que dominan el apartado de pescados y carnes.

Ofrecen con orgullo lo mejor de su tierra donde el protagonista es el atún rojo salvaje capturado en las almadrabas de Barbate y congelado a -60 grados centígrados. Su calidad es extraordinaria y el sabor irresistible en cualquiera de las formas en que este llega a la mesa: tartar de cola blanca con aliño barbateño; sashimi de ventresca con salsa picante; tataki de tarantelo con algas niponas, mayonesa de wasabi y tomate de la tierra, atún encebollado con oloroso, y qué decir del atún marinado con vinagreta de lima y sésamo.

Para los que prefieren la carne, nada menos que ternera de raza retinta de la comarca de La Janda -de la provincia de Cádiz-  para disfrutar de su sabor a campo en steak tartar, en un chuletón o solomillo ibérico con foie o con la hamburguesa de la casa. Además, rabo de toro deshuesado con crema de patata y carrillada ibérica en salsa al Pedro Ximénez. Difícil la elección, pero es posible pedir más de un plato al centro y compartir.

Para el postre se puede elegir entre un surtido de ricas tartas caseras aunque me quedo con la de galletas con chocolate (la de toda la vida).

Además de comer a la carta por un precio medio de 22 euros (sin vinos), hay un menú del día con propuestas más arriesgadas e innovadores del joven chef José Herrera, que incluye un plato típico gaditano y de cocina saludable, por 12,90 euros.

Estaremos atentos a la inauguración de la alacena donde comercializarán productos de la tierra.

Macarela. Calle Monte Esquinza, 39. Madrid. Tel: 91 599 11 29

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios