Logo El Confidencial
productos gourmet

Ventum, la sal de la vida

La sal, junto con las especias, es el ingrediente que actúa como potenciador natural del sabor de los alimentos

Foto: Ventum
Ventum
Autor
Tiempo de lectura3 min

Los creadores de Ventum son dos enamorados de la gastronomía cuya pasión por la comida les llevó a investigar el mundo de las sales y las especias, dos pilares sobre los que se construye cualquier buena receta. Su afán por conocer y utilizar la mayor variedad de ellas en su cocina les empujó a montar una importadora y distribuidora que hoy ofrece una de las gamas de sales y especias más completas de nuestro país.

Si a cualquiera le dijéramos que hay rocas comestibles, no lo creería; sin embargo, eso es la sal, una roca que se come y gracias a la cual los alimentos potencian su sabor. De entre todos los tipos de sal, tal vez la más apreciada desde el punto de vista de la gastronomía es la flor de sal, que no es otra que la fina capa de copos de sal que se forman en la superficie del agua del mar y que se recogen de forma artesanal con unas largas pértigas provistas de una malla en el extremo. De entre sus principales características destacan el que su color es de un blanco casi puro, a veces con tonalidades rosáceas, que su sabor es menos salado que el del resto de sales y que es muy suave en el paladar.

La flor de sal natural es probablemente la variedad de sal más pura que existe, ya que para su producción solo intervienen el sol y el viento, que se encargan de que la sal se seque y forme pequeños cristales inferiores a 3 milímetros y de un sabor característico.

Ventum. Especias
Ventum. Especias

Hoy en día, como ocurre con tantos otros ingredientes que intervienen en la gastronomía, la fusión de cocinas permite introducir y trabajar con infinidad de variedades de diferentes orígenes. Así, en Ventum, distribuyen sales potenciadas con ingredientes que añaden sabor y matices a los platos, y sales naturales únicas procedentes de distintas partes del mundo como:

Sal azul de Persia. Procede de una mina que fue bañada por un antiguo mar. Es un producto escaso y exclusivo, y que, además de que su color da un toque especial al plato, es ideal para sazonar pescados y verduras.

Sal del desierto del Kalahari. Se origina en dos de las salinas más grandes del mundo: Makgadikgadi en Bostwana y Etosha en Namibia. La sal del desierto del Kalahari es completamente natural, de un color blanco marfil y con mucha historia. Se seca bajo el sol del desierto, lo que le da propiedades únicas y la distingue de otras sales.

Sal roja de Hawái. Se extrae de zonas volcánicas del Pacífico, y es una sal única de un vistoso color rojo y cuyo sabor es una compleja integración de matices suaves que recuerdan a frutos secos y que resulta ideal para utilizar en recetas de carne.

Sal dulce de Utah. Procede de las minas bañadas por el Gran Lago Salado del estado de Utah, y presenta un gusto dulce y suave.

Sal del Himalaya. Se extrae de roca compactada hace millones de años en los yacimientos montañosos del Himalaya, tiene un color anaranjado muy vistoso y por su versatilidad está muy indicada para usarla a diario en la cocina.

 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios