8 sitios abiertos en Madrid, en menos de 100m, para la última semana de agosto
  1. Gastronomía
restaurantes de madrid

8 sitios abiertos en Madrid, en menos de 100m, para la última semana de agosto

Para los que están de vacaciones en Madrid, para los Rodríguez y para los que están trabajando y deben celebrar comidas de empresas, les mostramos 8 sitios interesantes en menos de 100 metros

Foto: Terraza restaurante No
Terraza restaurante No

Si va a estar en Madrid esta última semana de agosto y teme que todo siga cerrado por vacaciones, le ayudamos a escoger entre varias posibilidades interesantes donde puede comer o cenar bien. En el mismo corazón del barrio de Salamanca, en menos de 100 metros a la redonda, ocho sitios para que siga disfrutando de la buena mesa también en agosto.

En Claudio Coello 24: La Giralda IV. Tapas del sur y cerveza en barra. Pescados, frituras y arroces en el comedor. Tiene una pequeña terraza en el callejón de Puigcerdá.

En el callejón de Puigcerdá. Un pequeño y encantador callejón con aire de paseo marítimo que acoge una de las mayores concentraciones de restaurantes de toda la ciudad. Estos días permanecen abiertos varios de ellos:

Taberna Los Gallos. Con una agradable y especiosa terraza cubierta y una sencilla carta que podrá probar y compartir (ofrecen medias raciones de casi todo). Hay multitud de platos de una cocina neotabernaria: ensaladilla, anchoas, salmorejo, papas con mojo picón, chanquetes con huevo, milanesa de ternera blanca, arroz meloso, boquerones andaluza, chuletitas de cordero.

Babelia Café. Aunque lleva abierto únicamente un par de meses y se encuentra en plena fase de rodaje, Babelia, que está enclavado en el mismo local que antes ocupara Zen Central y mucho antes el mítico Amparo, además de disponer de un espacio interior moderno y acogedor y de una confortable terraza acristalada, ofrece una carta bastante ecléctica y con propuestas inspiradas en gastronomías foráneas, especialmente asiáticas, o fusionadas con productos o platos más nuestros, pero todo bastante sugerente. Ceviche de pulpo y tartar de escalibada, sashimi de salmón marinado con yakiniku y sorbete de wasabi; burrata de búfala con tomate confitado, sardinas y albahaca fresca; steak tartar de ternera gallega; huevo poché con erizo y croutons de multicereales; cuscús de gambones, calabaza y verduras con hierbabuena y almendras; falso risotto de carabineros y su corral.

Cinco Jotas. La cadena del grupo Osborne tiene en el callejón de Puigcerdá otra sucursal con terraza agradable e informal y las clásicas propuestas de esta marca de restaurantes: salmorejos, croquetas, parrillada de carne ibérica, bacalao frito con salsa de gambas y, por supuesto, el jamón de la casa. Aunque estos días permanece cerrado, en este pequeño rincón de Madrid.

NO. Sabores tradicionales partiendo de productos de temporada y elaborados con ciertos toques cosmopolitas: salmorejo cordobés con jamón de bellota y huevo frito de codorniz; carpaccio de pulpo con vinagreta de manzana verde y lima; chipirones a la sartén con manitas de cerdo y salsa de Pedro Ximénez; suprema de pollo de corral al horno con tomillo y limón; fettuccini con vieiras y salsa americana, wok thai de curry rojo con verduras asiáticas y pato. Por supuesto, tiene una coqueta y cuidada terraza.

En la calle Jorge Juan al doblar la esquina del callejón:

Alkalde. Desde 1968, este restaurante ofrece tanto en su comedor interior como también en su terraza una carta marcada por los buenos pescados del norte: bacalao a baja temperatura con pimiento asado, merluza koskera, rodaballo al pilpil de ajos, merluza frita con pimientos rojos y rape asado a la ondarresa.

El Paraguas. Otro clásico de la zona, también con terraza en Jorge Juan. Una cuidada y clásica propuesta culinaria basada en recetas tradiciones con base e identidad asturianas: arroces, guisos, pescados y carnes elaborados con sumo esmero. Una muy conseguida cocina asturiana de siempre que nunca defrauda.

Ultramarinos Quintín. El último en llegar del grupo Paraguas. Situado en el esquinazo/chaflán que forman Jorge Juan con Lagasca y ocupando el local que en otro tiempo fuese de una tienda de ultramarinos. Este restaurante abierto hace menos de un año se ha convertido en poco tiempo en un referente moderno de Madrid y en uno de esos lugares de moda donde suele acudir y verse gente guapa y bien. Además de poder comprar todos los productos que están a la vista, en Quintín podrás saborear una serie de platos de inspiración asturiana que no te descubrirán nada, pero que están realmente buenos; todo en un marco sugerente, estiloso y divertido.

Restaurantes de Madrid
El redactor recomienda