Logo El Confidencial
restaurantes japoneses en madrid

A Japanese Kirikata, una taberna 'japo' y aire inglés

Tres pilares, en principio tan dispares como: taberna, sushi y club inglés; construyen un concepto original y propio que, aquí, funciona de manera sobresaliente

Foto: A Japanese Kirikata
A Japanese Kirikata

Haciendo un rápido repaso sobre el sentido y la propuesta de las tabernas hoy en día; creo que se podría revisar su definición tal y como ha hecho la R.A.E con otros muchos términos de nuestra lengua que han ido evolucionando. Si las define como “un sitio popular donde se bebe y a veces se come”; creo que actualmente son uno de los referentes gastronómicos en nuestro país. Hoy se va a una taberna a comer, y a comer bien. Desde los guisos de toda la vida, a platos más elaborados que escritos a tiza se leen en las pizarras de las llamadas tabernas ilustradas. En las tabernas se disfruta de cocina popular de calidad.

Dos de los taberneros más ilustres de Madrid: Álvaro e Iván, “tanto monta, monta tanto”; propietarios de Taberna Arzábal, son uno de los ejemplos y exponentes más claros de este tipo de propuestas de cocina popular de calidad con cierto punto de elaboración. Abrieron en el 2009, en plena crisis y, sin embargo, parece que sus croquetas, risottos, sus alitas o, sus cocas; las hemos estado comiendo desde siempre. En tan breve espacio de tiempo no solo han sabido mantener una propuesta que junto con las del resto de tabernas del barrio del Retiro hacen de esta zona la más atractiva de la capital; sino que se han atrevido con nuevas ideas.

Así y manteniendo la esencia de taberna, como sitio donde comer bien, además de beber; han abierto un local de estilo propio y difícil de encajar en una categoría, pero con muchísima pegada. ¿Una taberna en la que principalmente se come sushi en un ambiente de club inglés?  Sí, tres pilares, en principio tan dispares como: taberna, sushi y club inglés; construyen un concepto original y propio que, aquí, funciona de manera sobresaliente.  En la planta de arriba con fachada que se abre a la calle, sushi, tapas, música y cócteles, todo con más ritmo. Abajo, un íntimo salón inglés, sushi, los sabores castizos de Taberna Arzabal y un ambiente muy british con sillones chester, biblioteca, relojes antiguos y detalles que crean ambiente.

Una mínima barra donde el sushiman, Luís Sánchez, que ha pasado por Kabuki o 99 Sushi Bar, entre otros; realiza con la precisión que exige la técnica de corte japonés llamada Kirikata, un estilo determinado de corte en ángulos de 45º; piezas de sushi y sashimi. Niguiris como el de pez mantequilla con trufa, el de huevo con codorniz y caviar o el de vieira flambeada con yuzu picante. O las propuestas de makis entre los que destacan el de Roast Beef con cumberland o el california de cangrejo real; se mezclan con propuestas más castizas como las conservas, tapas y raciones que son el hilo conductor de un discurso gastronómico de nivel.

Si como decíamos al principio, a una taberna se va a comer y a beber, aquí, han cuidado mucho este aspecto y han montado una carta con una selección de 80 zonas vinícolas de todo el mundo, 100 tipos de champanes y más de 250 referencias de destilados con los que preparan una amplia propuesta de cocteles muy bien hechos.

A Japanese Kirikata C/ Antonio Acuña 19

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios