Logo El Confidencial
armonías, combinaciones y maridajes

Maridajes de platos típicos de Huelva

La gastronomía de Huelva no se limita al mejor jamón del mundo y a un marisco y pescado excepcionales, existen otros platos menos conocidos pero igual de atractivos

Foto: Albóndigas (Foto: Weng Lei/Gtresonline)
Albóndigas (Foto: Weng Lei/Gtresonline)

Si hablamos de la gastronomía de la provincia de Huelva, podríamos señalar y destacar dos peculiaridades que caracterizan su gastronomía. Por un lado, la influencia del mar con sus apreciados mariscos y pescados, y por otro, los maravillosos productos que obtienen del cerdo ibérico que pastorea libre en sus tierras interiores, en la sierra de Aracena y en Jabugo, el hábitat perfecto, donde maduran todos los productos que se extraen de este animal.

Si aceptamos que las gambas y el jamón ibérico son los dos productos más destacados y apreciados de la región y, por tanto los más conocidos por el gran público, nos permitiremos hablar aquí de otros platos que, no siendo tan populares, tienen una relevancia especial por su sabor y la frescura del producto.

De entrada, habas ‘enzapatás’

Que si traducimos, nos revelaría que estamos hablando de unas habas frescas con poleo verde. La primera vez que las probé fue durante la romería de Corrales, un pueblecito cercano a Huelva. Parecía que su elaboración era sencilla si no fuera por lo complicado que resulta conseguir la textura deseada, sin que se abra la piel del haba.

Maridaje, vino blanco Marqués de Villalua blanco

Vino enmarcado dentro de los blancos jóvenes de la D.O. Condado de Huelva. Elaborado con dos de las uvas más emblemáticas dentro de esta D.O.: zalema y moscatel. De carácter seco y con aromas a flores blancas y a manzana verde, que hace que en boca sea elegante y con una acidez muy equilibrada que alarga un retrogusto ligeramente herbal.

Como plato principal, albóndigas de chocos

Uno de los guisos más venerados en esta parte del país, que además resultan reconfortantes en esta época del año. En su recién remodelado mercado de abastos, que les aconsejo visitar, porque la especialización de cada puesto marca una gran diferencia con otros mercados similares. Así, se pueden encontrar con puestos donde solo y exclusivamente vendan unos formidables chocos. Además, si lo solicita, se los limpiarán y picarán e incluso algunos hasta le condimentarán la mezcla, para que la preparación de las albóndigas sea más sencilla.

El proceso de elaboración no dista mucho de la de unas albóndigas de carne, pero no debemos olvidar que a la materia prima que tenemos entre manos le ayudara un poco de vino blanco, una guindilla y una hebras de azafrán, que harán diferente nuestro resultado final.

Maridaje, vino tinto Oliveros, crianza

Elaborado con las variedades tempranillo y syrah, con 12 meses en barrica de roble americano y 12 meses en botella, nos aporta aromas a fruta negra madura, con notas de vainilla y canela, sin olvidar que las notas balsámicas harán que, entre sorbo y sorbo, mojar la salsa de nuestras albóndigas sea una auténtica delicia.

No dude en visitar www.catacatae.com y ver las nuevas propuestas en experiencias y catas para regalar a grupos y amigos.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad gastronómica. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios