Logo El Confidencial
armonías, combinaciones y maridajes

Maridajes de la provincia de Cáceres

Cáceres es una provincia que más allá del cerdo ibérico posee una docena de denominaciones de origen que garantizan la calidad de los productos elaborados allí

Foto: Torta del Casar (Foto: DOP Torta del Casar)
Torta del Casar (Foto: DOP Torta del Casar)

La provincia de Cáceres basa su rica gastronomía en una base ganadera cuya referencia principal es el cerdo ibérico, señor de la dehesa extremeña. Además y por si fuera poco, la provincia cuenta con un total de doce denominaciones de origen, que garantizan la calidad de los productos que se producen bajo su regulación: queso de Ibores, queso de la Serena, miel de Villuercas-Ibores, pimentón de la Vera, aceite de Gata-Hurdes, aceite de Monterrubio, cordero dehesa de Extremadura, ternera de Extremadura, jamón ibérico dehesa de Extremadura y la cereza del Jerte

Se habrán dado cuenta de que no hemos relacionado las dos últimas denominaciones de origen para completar las doce señaladas, la torta del Casar y el vino DO Ribera de Guadiana, ya que son los dos productos que hemos escogido de esta tierra para realizar nuestro maridaje.

La torta del Casar

Producto ‘atortado’, meramente cremoso y de elaboración manual. De leche cruda de oveja de tronco merino y entrefino, cuajada con cuajo vegetal de un cardo muy similar a la alcachofa. El porqué de su nombre se debe a su similitud con las tortas de pan de antaño. El resultado final es un queso de corteza ligera y fina, semidura, de textura altamente cremosa, que requiere que en determinados momentos de la maduración deba ser vendado para evitar que la pasta se derrame.

De color entre blanco y marfil, con aromas lácticos y vegetales y de gusto intenso, resulta fundente al paladar. Muy poco salado y ligeramente amargo, por la utilización del cuajo vegetal, característica de la que nos aprovecharemos para realizar nuestro maridaje.

Vinos de Ribera del Guadiana

Como ya hemos hablado en alguna ocasión se trata de una DO joven, de 1999, pero con muy buen hacer y un gran equipo detrás. Desde tierra de Barros a Ribera Alta y Baja llegando a Montánchez extiende sus dominios. Emplea variedades como tempranillo, garnacha, 'cabernet sauvignon' y pardina para los tintos y 'chardonnay', blanca borba, macabeo o cayetana blanca para hacer unos blancos ribereños extraordinarios.

El maridaje

Elegimos un blanco de la zona del valle de Montánchez: Los Balancines Húnico 2013Un crianza con cinco meses en barricas. Elaborado a partir de uvas tempranillo y 'syrah'.  De color cereza picota y borde violáceo y en la nariz muestra una fruta muy viva, bayas rojas silvestres y especias dulces incluso balsámicas. En boca es potente con un paso fácil y agradable, características únicas para atacar a la consistencia tanto aromática como gustativa de nuestra torta, haciendo así el sabor ligeramente amargo e incluso metálico de la torta ideal para la bien estructurada composición tánica de nuestro vino.

No dude en visitar www.catacatae.com y ver las nuevas propuestas en experiencias y catas para regalar a grupos y amigos.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad gastronómica. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios