Cata 50, una opción original y diferente en Sevilla
  1. Gastronomía
restaurantes en sevilla

Cata 50, una opción original y diferente en Sevilla

Ikea es una de las más poderosas e influyentes multinacionales del mundo, de las pocas que no solo se meten en casa, sino que además la

Foto: Cata 50
Cata 50

Ikea es una de las más poderosas e influyentes multinacionales del mundo, de las pocas que no solo se meten en casa, sino que además la redecoran según su particular visión y forma de entender como debe ser un hogar. Influyente como para obligar a un empresario del mueble a abrir un restaurante. En Andalucía en pleno cierre de empresas del mueble acuciados por la crisis y la competencia de Ikea, un visionario, Javier Gil, sevillano de Alcolea, viendo la que se venía encima, decidió vender cuando aún era posible. Invirtió el producto de la venta en un nuevo negocio: Un restaurante, sí, pero no donde se ubican la mayoría, ni enfocado a los turistas que acuden a Sevilla, sino diferenciándose de la ilimitada oferta de espacios similares, donde el servicio y la cocina suelen flojean.

Decidió abrir en el barrio de Los Remedios, donde no había turistas en busca de platos típicos, sino oficinas y locales comerciales, de gente de negocios que quiere comer bien y en un ambiente más tranquilo. Con una decoración muy lograda y agradable, pensada por los propios dueños Javier y Salud; logran así también en esto también diferenciarse de los diseños impersonales de los restaurantes de alrededor, franquicias, cadenas de comida rápida y tiendas de conveniencia. Muchas veces la razón del éxito está en saber elegir no solo el estilo, sino el lugar donde tu oferta es única y mejor que la de los locales y competencia cercana.

Cuando uno es un recién llegado al sector, una vez definido el estilo, debe ser capaz de aprender, de fijarse en lo que hacen los demás con éxito y copiar aquellas fórmulas que funcionan, o ¿no es eso lo que hizo Zara? Salvando las enormes diferencias que existen entre un negocio y otro, Javier viaja y visita locales que crean tendencia, para en su estilo, reproducir muchos de esos platos. Así, a punto de cumplir cuatro años, y tras unos inicios duros, se ha consolidado en la zona como el mejor lugar para desayunar y comer entre semana, y cenar de jueves a domingo. Tal es el trayecto recorrido y el oficio aprendido que Javier está ya pensando en abrir un segundo local en la ciudad.

El desayuno es de los mejores de la ciudad gracias a un muy buen café, que otros hosteleros niegan al cliente por ganar unos céntimos más, y a la tostada que riegan con un buen aceite de oliva, no en vano la familia produce uno de gran calidad bajo la cooperativa de Sierra Norte. La cocina no se parece a la que ofrecen los sitios de referencia en Sevilla tipo: La Azotea, Eslava, Ovejas negras y similares, sino que ofrece una cocina de tapas de autor, 50 concretamente, el nombre obliga, a precios excelentes que se traduce en una factura con una muy buena relación calidad precio.

Destacar una ensaladilla de gambas y cangrejo, un risotto muy acertado y cremoso, una tabla de quesos entre los que incluyen alguno de los que sirvieron en la boda de los reyes, pan con jamón ibérico y salmorejo, un pulpo a la parrilla sobre parmentier de trufa, unos originales rollitos de salmón ahumado rellenos de queso al eneldo. Muy bueno el corte de solomillo. Y si además el servicio es correcto y agradable, la experiencia gana enteros.Si tiene la oportunidad pida un gintonic, los prepara Javier y son sobresalientes.

Cata 50. Avenida de la Republica Argentina 22, Sevilla

Sevilla
El redactor recomienda