viajes gastronómicos

Un viaje a la Milla de Oro del vino y de los asados: Monasterio de Valbuena

El Monasterio de Santa María de Valbuena reposa en el privilegiado entorno de la Ribera del Duero donde se encuentran algunas de las bodegas de más prestigio del mundo.

Foto: Restaurante la Espadaña de San Bernardo
Restaurante la Espadaña de San Bernardo

Naturaleza, historia, cultura, buena gastronomía y excelentes vinos es lo que caracteriza a esta zona bendecida por las aguas del río Duero. El triángulo comprendido entre Peñafiel, Pesquera de Duero y Valbuena de Duero. En Valbuena de Duero, a 35 km de Valladolid, se alza una construcción que en 1153 alojó a un grupo de monjes cistercienses gracias a la generosidad de su fundadora, Estefanía de Armengol, hija del Conde de Urgel. Periodos de esplendor y declives en la vida monacal influyeron en el estado y  conservación de un edificio que en la actualidad, y tras una importante rehabilitación, acoge la sede de la Fundación “Las Edades del Hombre” y el primer hotel balneario de cinco estrellas en Castilla y León, de la cadena Castilla Termal.

El Hotel balneario Monasterio de Santa María de Valbuena, tiene entre robustos muros de piedra 79 habitaciones superiores que se reparten alrededor de la segunda planta de un magnífico claustro que impone el silencio hasta la abstracción. La relajación es absoluta en el balneario de aguas mineromedicinales que permite hasta la noche placenteros baños al aire libre con la vista perdida entre viñedos y las aguas del Duero.

Viñedos
Viñedos

El Compás es el espacio gastronómico, con cocina tradicional y el toque actual de un joven chef que cuida la calidad del producto y no se olvida de los asados.

Hay un agradable paseo de apenas quince minutos hasta llegar al restaurante La Espadaña de San Bernardo. Su comedor acristalado permite disfrutar del escenario natural en que se encuentra y de una carta que incluye ibéricos, quesos o cecina de León IGP, guisos como el de mollejas de lechazo o lentejas con chorizo. Pescados como merluza, bacalao y rape en diferentes versiones y carnes de Castilla como el chuletón, solomillo, carrillera o rabo de ternera estofado.

Monasterio de Valbuena. Foto - EM
Monasterio de Valbuena. Foto - EM

En tierra de asados la elección está clara. Optamos por el lechazo Churro IGP que sirven acompañado de la ensalada de la huerta ribereña, precedido por un revuelto de morcilla de León con su buen punto picante. Hay que probar los aceites de oliva virgen extra de la casa, Emina picual y arbequina, para mojar el pan castellano, tipo candeal, una gloria que no es de extrañar que a Carlos I se lo hicieran llegar hasta su retiro en el Monasterio de Yuste. Su corteza fina, ligeramente tostada, de miga blanca y compacta está protegida con marca de garantía propia desde 2004.

El edificio más cercano es el Centro de Interpretación Vitivinícola Emina. Un buen punto de partida para iniciarse en el fascinante mundo del vino a través de su museo, experiencias como sobrevolar la zona en globo o helicóptero o realizar alguna cata antes de visitar las bodegas del mismo Grupo que preside Carlos Moro, Matarromera. Rodeadas por el pago de San Román donde la uva tempranillo aún no ha despuntado, ofrecen catas de sus vinos de alta gama que gozan de la excelencia que caracteriza a esta región vinícola: Matarromera Reserva, Prestigio, Gran Reserva y Pago de las Solanas.

La Espadaña de San Bernardo Foto - EM
La Espadaña de San Bernardo Foto - EM

Antes de partir y para completar la experiencia hay que hacer una parada en la iglesia de San Pelayo en Olivares de Duero, junto a Quintanilla de Onésimo, para maravillarse ante su magnífico retablo del s. XVI.

Castilla Termal Monasterio de Valbuena. C/ Murallas, s/n - San Bernardo, Valladolid. Tel: 983 683 040

Bodegas Matarromera. Ctra. de Renedo Pesquera, Km 35, Valbuena de Duero – Valladolid. Tel: 983 683 315

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios