Logo El Confidencial
armonías, combinaciones y maridajes

Maridajes de patos típicos de la provincia de Albacete

Albacete es un enclave especial para la gastronomía castellana. Puede que la imagen que se transmita  sea la de una tierra de agricultura de secano, pero

Foto: De Zerohund .wikipedia
De Zerohund .wikipedia

Albacete es un enclave especial para la gastronomía castellana. Puede que la imagen que se transmita  sea la de una tierra de agricultura de secano, pero mucho más allá, la realidad muestra la gran riqueza natural que existe en su interior, donde la caza, los productos de montaña y la gastronomía procedente de sus ríos, de la Sierra de Alcaraz y del Segura cobran relevancia. Además, hay que prestar especial atención a los viñedos de las denominaciones de Jumilla, Manchuela, La Mancha y Almansa.

Con recetas hipercalóricas pero exquisitas que tienen su origen en las tradiciones del campo, en las que los agricultores y trabajadores con las pocas materias primas con que contaban: pan, cerdo y legumbres, realizaban comidas como el gazpacho manchego, el cordero, los quesos, carnes de caza.

Maridajes

Queso manchego curado con Laya, de Bodegas Atalaya (DO Almansa).

Elaborado con leche de oveja de raza manchega y de pasta prensada, se elaboran durante un mínimo de 30 a 60 días según su tamaño. El aspecto tanto exterior con sus características estrías de su curación tradicional en espartos, (aunque a día de hoy ya no se elabora así), así como la interior, de consistencia firme y compacta, con un color que va del blanco marfil al amarillo.

Su sabor ligeramente acido, potente y un poquito picante, ayuda a combinarlo con el vino de Bodegas Atalaya. Con una mezcla de garnacha tintorera y Monastrell, la variedad tradicional de esta tierra, ,con una estancia de 4 meses en barricas de roble francés y un toque especiado que con l puntito ligeramente rancio del queso curado, les une a la perfección.

Gazpacho manchego con Los Aljibes Petit Verdot 2014(DO Tierra de Castilla)

Un plato que nada tiene que ver con el gazpacho andaluz. Esta receta se basa en las elaboraciones que preparaban los pastores con aquello que tenían más a mano, como el conejo, la libre o incluso la perdiz, que junto a un poco de tomate y pimiento se guisaba con una torta de pan sin levadura (típica de los pastores en trashumancia) denominada Torta Cenceña que si podían acababan con alguna seta de cardo y tomillo.

Un plato contundente pide un vino potente y de calidad. Este Petit Verdot de la tierra de Castilla, trasmite toda la esencia de la zona. La climatología y características típicas del terreno dejan constancia en cada sorbo. Con un potente color violeta y aromas a monte mediterráneo ayuda a combinarlo por afinidad. Suave en boca y equilibrado, con taninos maduros y maridan en armonía con la carne de caza de sabor potente.

Miguelitos rellenos de la Roda con vino Dulce Lagrima 2013 de Bodegas Florentino Pérez (DO Manchuela)

El postre típico de la Roda creado en 1951 por un confitero de la ciudad en honor a un amigo que fue el primero en probarlo. A base hojaldre muy fino y crema pastelera ha conseguido ser un icono de la gastronomía albaceteña.

in duda, combina con un vino dulce de monastrell, con una concentración de azúcar muy alta por sobre maduración de las uvas. Dulce sí, pero no empalagoso con muy buena acidez y equilibrado.

No dude en visitar www.catacatae.com y ver las nuevas propuestas en experiencias y catas para regalar a grupos y amigos.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios