De ruta por la gastronomía infinita, sorprendente y mediterránea de la Costa Blanca
  1. Gastronomía
DE DENIA A GUARDAMAR

De ruta por la gastronomía infinita, sorprendente y mediterránea de la Costa Blanca

Más allá del sol y la playa, la Costa Blanca envuelve un universo gastronómico que invita a una ruta sensorial en la que se dan la mano vanguardia y tradición. Descúbrela

Foto: Costa Blanca: su gastronomía y sus gentes te están esperando
Costa Blanca: su gastronomía y sus gentes te están esperando

Decimos Costa Blanca y decimos Mediterráneo. Decimos sol, palmeras y playas infinitas, pero su nombre nos evoca también un universo de sensaciones y un mundo gastronómico propio en el que tradición y vanguardia forman una feliz combinación. La tradición, de la mano de los excelsos guisos de la abuela en la montaña, de los sublimes arroces a la antigua, de los turrones que forman parte de nuestra esencia; la vanguardia, encarnada en laureados cocineros y cocineras que llevan nuestro nombre por todo el mundo.

En cada uno de sus rincones con encanto se puede saborear un plato, un producto concreto. No podemos olvidar probar el arroz a banda o la exquisita gamba roja de Denia, oro rojo del Mediterráneo, en la Marina Alta. Un extraordinario langostino que le guiñará el ojo en Guardamar del Segura. Un caldero en la singular isla de Tabarca, extraordinaria reserva marina. Un plato que también despertará sinfonías de sabores en Villajoyosa, Alicante, Santa Pola o Torrevieja.

placeholder Gamba roja de Denia
Gamba roja de Denia

Y a muy pocos minutos de estas playas y palmeras nos adentramos en otro mundo de paisaje y naturaleza. Por ello, resulta recomendable no marcharse sin catar los arroces de interior con sabor a montaña y fragancias a madre tierra. Tampoco podemos irnos sin degustar esos guisos entrañables en los que se combinan legumbres, carne, verduras y hortalizas. Cada cucharada, un suspiro. Gazpachos con carne de caza o corral y el celebérrimo caldo con pelotas completan esta propuesta de sabores concentrados y guisos nutritivos que hallará en la Vega Baja, Alicante, la Marina Baixa o la Marina Alta.

Pero un gran festín gastronómico no es tal sin poner esa guinda mágica de los elaborados postres alicantinos. De entre ellos, insuperable el turrón de Alicante o Jijona (protagonista cada Navidad en nuestras vidas), y los magníficos helados que, desde la infancia, han refrescado nuestros veranos dejándonos siempre ganas de repetir.

placeholder Turrón de Alicante y Jijona
Turrón de Alicante y Jijona

Con denominación de origen

La marca Costa Blanca es un gran parque temático de sensaciones y emociones naturales al servicio tanto del lugareño como del visitante. Entre nuestras señas de identidad están, por supuesto, el sol y el mar, pero también nuestros productos con denominación de origen, que cultivados y elaborados en distintas zonas geográficas de Alicante, cuentan con ese sello de calidad que garantiza un proceso mimado y selecto.

  • Siempre lo hemos relacionado con la Navidad, pero el turrón de Alicante y Jijona es una delicatesen que se puede disfrutar en cualquier época del año. De origen árabe, se manufactura en la localidad de Jijona con materias primas autóctonas. El de Alicante es el 'duro'; el de Jijona, el 'blando', y, además de la almendra, se acompañan de miel pura de abeja.
  • El níspero de Callosa d’en Sarrià se cultiva en varios municipios de la Marina Baixa y en el valle del Algar-Guadalest. De color anaranjado y piel fuerte, tiene una pulpa amarillenta de sabor dulce y ligeramente ácida. Al natural, en almíbar o en zumo, esta fruta de primavera es, sin duda, un auténtico placer.
placeholder Níspero de Callosa
Níspero de Callosa
  • Agost, Hondón de las Nieves, Aspe, Monforte del Cid, La Romana y Novelda son las localidades que ven nacer la uva embolsada del Vinalopó. Con un proceso especial y minucioso de selección, cubriendo con una bolsa de papel de celulosa las uvas hasta su recolección, se consigue un producto vivo y de altísima calidad. Hoy es la base de la celebración de cualquier Nochevieja y de sus 12 campanadas.
  • De rojo carmín seductor a rojo intenso y con un valor nutritivo considerable, las cerezas de la montaña de Alicante se caracterizan por su tamaño y exquisito sabor. Se dan en el norte de la provincia de Alicante, Planes, Almudaina, la Vall d’Alcalà, la Vall de Laguar o Vall de Gallinera, a más de 900 metros de altitud.
placeholder Cerezas de la montaña de Alicante
Cerezas de la montaña de Alicante
  • Cuatro son los productos que ampara el consejo regulador de las bebidas espirituosas de Alicante: el cantueso alicantino, el herbero de la sierra de Mariola, el anís paloma de Monforte del Cid y el aperitivo de café licor de Alcoy, consistente en café arábica de tueste natural destilado.
  • Los vinos de Alicante, cada vez más reconocidos y premiados, poco a poco se van incluyendo en las cartas de los más afamados restaurantes internacionales. La uva monastrell en el tinto de Alicante; el moscatel de la Marina Alta, fresco dulce e intenso; los vinos nobles y añejos como el Fondillón, joya indiscutible de nuestra historia, o los burbujeantes espumosos para refrescar y divertir las especiales veladas mediterráneas.

Ruta del vino

Seguimos con la vid y por sus caminos recorremos la Ruta del Vino, un placer para aquellos amantes del enoturismo que deciden realizar un fantástico viaje entre bodegas y viñedos, una aventura por un mundo de sabor, olor, color y cuerpo. La Costa Blanca tiene una gran tradición vitivinícola y el visitante no deberá dejar de visitar las comarcas del Vinalopó, la Marina Alta, la Marina Baixa y Alcalalí. En estas poblaciones no solo encontrará todo tipo de vinos: también podrá disfrutar de su excepcional gastronomía y dejarse envolver por tradiciones, costumbres y folklore de la región.

placeholder Ven y prueba los vinos de Alicante
Ven y prueba los vinos de Alicante

Cocineros al sol y cocineros con estrella

Desde la cocina de vanguardia hasta la tradicional, nos vamos encontrando con auténticos referentes de la gastronomía internacional, un trabajo que se ha venido cocinando cuidadosamente desde los fogones de la ilusión, la investigación y el cariño por los extraordinarios productos que ofrece nuestra tierra. Siete son los restaurantes acreedores de la mayor distinción que otorga la gastronomía internacional, nueve estrellas Michelin que iluminan un camino de sabores extraordinarios, elaboraciones sublimes y concepciones magistrales de cocina. Con una estrella Michelin encontramos los siguientes restaurantes: L´Escaleta de Kiko Moya, en Cocentaina; La Finca de Susi Díaz, en Elche; Monastrell de María José San Román, en Alicante; Casa Pepa de Pepa Romans, en Ondara; Bon Amb de Alberto Ferruz, en Jávea; y Casa Alfonso de Alfonso Egea, en Dehesa de Campoamor, Orihuela. Y, cómo no, uno de los referentes de la cocina mundial: Quique Dacosta, con tres estrellas Michelin, en su restaurante Quique Dacosta, en Denia.

placeholder Restaurante Quique Dacosta, tres estrellas Michelin
Restaurante Quique Dacosta, tres estrellas Michelin

También esta provincia goza de numerosos restaurantes que acreditan los soles que otorga la prestigiosa Guía Repsol. Con tres soles: L’Escaleta en Cocentaina y Quique Dacosta en Denia. Con dos soles: Casa Pepa en Ondara, La Finca en Elche, La Sirena en Petrer y Nou Manolín en el centro de Alicante. Y con un sol: Bon Amb situado en Jávea, Casa Alfonso en la Dehesa de Campoamor, Casa Cantó en Benissa, El Portal en el centro de Alicante, La Sort en Moraira, La Taberna del Gourmet en Alicante, Paco Gandía en Pinoso, Peix i Brases en Denia y Piripi en Alicante.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad gastronómica. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Alicante Cocineros con estrella