Lomo de cerdo a la sal: jugoso a pesar de cocinarlo al horno
  1. Gastronomía
acompáñalo de lo que quieras

Lomo de cerdo a la sal: jugoso a pesar de cocinarlo al horno

Te contamos los trucos para que este rico y tradicional plato no pierda sus jugos al someterlo a altas temperaturas

placeholder Foto: Lomo de cerdo a la sal (Mer Bonilla)
Lomo de cerdo a la sal (Mer Bonilla)

Cuando uno empieza a adentrarse en el mundo de los fogones es normal tener un poco de miedo a los asados, principalmente cuando se trata de carnes con poca grasa que, con la cocción en el horno, podrían resecarse en exceso. Pero conseguir el éxito a la hora de asar una pieza de carne es mucho más sencillo de lo que parece e incluso con cortes que preparados de otro modo suelen resultar secos si usamos la técnica adecuada. Esto es lo que sucede con este lomo a la sal, una receta para principiantes con la que se obtienen resultados fabulosos. Los asados a la sal tienen la ventaja de que la carne queda en el punto perfecto de sal, al contrario de lo que muchos piensan.

Preparación: 5 minutos / Reposo: mínimo 4 horas / Raciones: 4-5 / Cocción: 50-60 minutos / Coste: Barato

Lomo a la sal al horno

Ingredientes para preparar lomo a la sal:

- 8oo g de lomo de cerdo en un solo trozo
- 1,5 ó 2 kg de sal extragruesa para hornear
- 2 cucharadas de agua

Para el adobo:

- 30 ml de aceite de oliva virgen extra
- 40 ml de vino blanco
- 30 g de pimentón ahumado de La Vera
- 2 cucharadas de tomillo seco

Preparación del lomo a la sal:

1.- En un bol mezclamos bien todos los ingredientes del adobo hasta obtener una pasta.

2.- Untamos bien el trozo de lomo con la pasta del adobo, lo envolvemos en papel film y lo dejamos reposar al menos 4 horas en la parte menos fría de la nevera. No pasa nada si lo dejamos de un día para otro.

3.- Precalentamos el horno a 200ºC, forramos una fuente de horno con papel de aluminio –no es indispensable forrarla, pero nos facilitará mucho la limpieza posterior- y cubrimos el fondo con una capa de sal extragruesa de un par de centímetros, colocamos la pieza de lomo en el centro y cubrimos con el resto de la sal hasta que quede enterrada.

4.- Regamos la sal con dos cucharadas de agua para humedecerla e introducimos en el horno durante unos 50 – 60 minutos en función del grosor de la pieza. Se obtienen mejores resultados si a partir de los 45 minutos controlamos la temperatura en el interior de la carne con un termómetro y la sacamos cuando esté a unos 65ºC, lo ideal es que no supere los 68ºC.

5.- Cuando la saquemos del horno la sal se habrá compactado y resquebrajado, por lo que será muy fácil retirar un par de bloques de sal y sacar la pieza de carne, cuya superficie limpiaremos muy bien con ayuda de algunos trozos de papel de cocina.

Notas

Podemos servirlo caliente con una guarnición de patatas fritas o patatas gajo, pero también queda bien presentado con algunas verduras asadas. También puede servirse frío cortado en lonchas muy finas como si fuese un fiambre y es delicioso para preparar sándwiches.

Recetas Carne Sal
El redactor recomienda