La Eurocopa 2016 en clave gastro: así es la cocina de nuestros rivales (y del país anfitrión)
  1. Gastronomía
fútbol hasta en la sopa

La Eurocopa 2016 en clave gastro: así es la cocina de nuestros rivales (y del país anfitrión)

Ya está aquí la Eurocopa. Repasamos la cocina de los rivales a los que la Roja tendrá que comerse, la dieta que seguirán nuestros deportistas, así como alguna recomendación 'foodie' para quienes viajen a Francia para apoyar a nuestra selección

Foto: ¡A zamparse a los rivales!
¡A zamparse a los rivales!

Nadie en la historia de la Eurocopa ha logrado alzarse con el título en cuatro ocasiones; para conseguirlo, España deberá empezar por comerse, deportivamente hablando, a los equipos que le han tocado en suerte dentro de su grupo: República Checa, Turquía y Croacia. Que nuestra selección pondrá todo de su parte para que así sea nadie lo duda, pero ¿y nuestros rivales? Seguramente querrán hacer lo propio con los nuestros ypuestos a zamparse, futbolísticamente hablando, al de enfrente, ¿sabemos cómo comen y qué comen en estos países?

República Checa, sabor centroeuropeo

Nuestro primer rival será la República Checa. Sucocina tradicional, típicamente centroeuropea, se nutre de verduras y de carnes con bastantes especias y suele ser muy copiosa. Influidos por los duros inviernos que padecen, los checos suelen empezar sus comidas con una humeante y nutritiva sopa...,algunas tan contundentesque llevan albóndigas de hígado o callos.

Como platos principales, los checos suelen decantarse por guisos de carne,en ocasiones acompañados por las típicas bolas de harina a modo de panecillosy, cómo no, las siempre presentes patatas. De hecho, el plato nacional, el 'vepřoknedlozelo', es un guiso de carne de cerdo con col encurtida y albóndigas de harina. La República Checa también elabora su propia versión del delicioso 'goulash' húngaro, donde el caldo de carne realza sobremanera el sabor del guiso.

Turquía, a caballo entre lo mediterráneo y lo oriental

Por lo que a Turquía, nuestro segundo rival futbolístico, se refiere, su cocina es el reino de las especias, verduras y carnes asadas en una gastronomía que combina, de forma tan equilibrada como exquisita,elementos de la cocina mediterránea con otros de la cocina oriental.

Hablamos de delicias como los 'mezze', esos populares aperitivos elaborados con berenjena, queso, marisco, aceitunas negras, pimiento, tomate. De entre ellos destaca el dolma, las hojas de parra cocinadas en aceite de oliva y rellenas de arroz con especias y limón, o los 'midyedolma', mejillones fritos y también rellenos de arroz, tan populares en la costa del Egeo. Como plato principal, son imprescindibles los 'köfta'de carne picada, de ternera o cordero (¡jamás de cerdo!), prolijamente especiada y elaborados con cebolla y verduras picadas y, por supuesto, los 'döner kebap', la más popular de las delicias turcas, la 'carne asada que gira'en gigantescos espetones. Pero además, los turcos siempre dejan hueco para su postre nacional, el 'blakava', esos deliciosospasteles de hojaldre con nueces, pistachos y miel, mucha miel.

Croacia, la encrucijada adriática

El último partido del grupo D de la Eurocopa lo disputará España contra Croacia, cuya gastronomía exhibe una rotunda influencia mediterránea en la que pescados y mariscos triunfan junto al cordero y el exquisito embutido de Dalmacia o de Istria: jamón, kulen o salchichón, salami y quesos de oveja.

Por lo que al mar se refieren nos decantamos por el 'crnirižot', delicioso 'risotto' de calamar en su propia tinta; el 'skampi na buzaru', cigalas preparadas con una salsa a base de vino blanco, ajo y perejil; o el 'brodettoneretva', la típica cazuela guisada a base de anguilas y ancas de rana. Eso sí, sin despreciar el delicioso 'burek', delicado hojaldre con queso o carne, o los 'zagorski strukli', los riquísimos pastelitos con queso rellenos de manzana.

Dieta sana y jamón ibérico

Pero ¿y los nuestros?, ¿cuál será la dieta de los Iniesta, Ramos, Koke, Busquets y compañía? Su alimentaciónes un factor máspara obtener su máximo rendimiento y reducir en lo posibleposible el riesgo delesiones. Para reponer la pérdida de glucógeno muscular y hepático tras los partidos se impone el consumo de arroz, pasta y fruta. Además, la selección hará cinco comidas al día tomando tras cada uno de los entrenamientos fruta, batidos, zumos y barritas energéticas o pavo. En las comidas principales, caldos, gazpachos o sopas para recuperar, además de fuerzas, sales minerales y vitaminas, y abundante bufet con ensaladas, hortalizas, frutos secos y pescados o carnes.

Pero¿hay alguien que lo dude? Abuen seguro también estará muy presente el ineludible y españolísimo jamón ibérico que, dejando aparte su contenido en grasa, aporta su alto contenido proteínico y es, se mire desde donde se mire, tan nuestro como la camiseta roja que lucirá la selección que, una vez más, luchará por hacer historia y ganar la Eurocopa... por cuarta vez.

Qué probar en Toulouse, Niza y Burdeos

Y para los hinchas 'foodies', o para los 'foodies' que acompañen a los hinchas para animar a la selección española, les recordamosque los nuestros jugarán la primera fase del torneo en tres localidades diferentes: Toulouse, Niza y Burdeos, cada una de ellas con sus propias peculiaridades gastronómicas.

En pleno corazón de la Occitania, en Toulouse, conocida como la ciudad rosa por el color rojizo del ladrillo utilizado para construir la mayoría de los edificios de su centro histórico, no hay manera de no rendirse ante los placeres de la mesa y de sus especialidades regionales como el 'cassoulet', un delicado guiso de alubias y pato. Pero no hay que olvidar que en la región se elaboran algunos de los mejores 'foie gras' y 'magrets' de Francia, y que la zona tiene excelentes vinos como el Gaillac, el Fronton, el Madiran o el Cahors... y, por supuesto, el Armagnac, el elixir de D'Artagnan.

En Niza los sabores son puramente mediterráneos. Allí son típicos la 'pissaladière', una especie de pizza de hojaldre con anchoas, tomate, cebolla, huevo y aceitunas; y el 'ratatouille niçoise', tradicional plato provenzal de vegetales guisados, autóctonos de la región, con tomate, pimiento rojo, berenjena, calabacín, cebolla y ajo asados por separado, pero pasados por la sartén todos juntos; y, por descontado, los raviolis y ñoquis en todas sus variedades, de los que Niza es su auténtica cuna, algo que no debe extrañar si se recuerda que la ciudad formó durante mucho tiempo parte de Italia y que pertenece a Francia tan solo desde mediados del siglo XIX.

En Burdeos, la experiencia gastronómica-no podía ser de otra maneraen esta región-, está indefectiblemente unida al mundo del vino y muchos restaurantes ofrecen inolvidables menús de maridaje con vinos de Burdeos y 'foiegras', terrina de 'gratton' de Lormont,similar al paté, y los mejores quesos de la región. Pero sin duda también es obligado probar sus caracoles a la Caudéranaise, las ostras de Arcachono el entrecot de Bazas a la bordelesa, donde la salsa de vino potencia al máximo el sabor de la carne.

Qué mejor excusa podemos encontrar que una Eurocopa en la que España luchará por volver a hacer historia para disfrutar de todas estas delicias gastronómicas...

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS,pincha aquí,y para Android,aquí.

Eurocopa 2016 Eurocopa Selección de fútbol de Francia Selección de fútbol de Portugal Selección de fútbol de Inglaterra Selección Española de Fútbol Selección de fútbol de Bélgica Selección de fútbol de Alemania Gastronomía Noticias de Francia Croacia República Checa Selección de fútbol de Italia