Logo El Confidencial
GUÍA 'COOL'

Superalimentos: por qué confiar (o no) en sus superpoderes

Nos pasamos la vida buscando atajos con la idea de conseguir recuperar en tiempo récord la figura y la salud. Entre esos atajos están los superalimentos, pero ¿tienen de verdad superpoderes?

Foto: Superalimentos (Foto: Íñigo Somovilla)
Superalimentos (Foto: Íñigo Somovilla)

Con la llegada del calor y la previsión de playa o piscina -asumiendo que hemos llegado tarde a la 'operación bikini'- muchos se preguntarán cómo contrarrestar los efectos de las cañas 'afterwork', las patatas bravas y los 'gin-tonics' en azoteas. Seamos claros: no se puede. Como mucho, quizás haciendo un cambio exprés en la alimentación y eligiendo comer un poco más sano seamos capaces de entrar en los vaqueros el próximo otoño. Zumos verdes desintoxicantes y los famosos 'superalimentos' pueden complementar una dieta mediterránea rica en vitaminas: verduras y frutas de toda la vida.

No hace falta irse fuera a buscar superalimentos exóticos. (Foto: Íñigo Somovilla)
No hace falta irse fuera a buscar superalimentos exóticos. (Foto: Íñigo Somovilla)

La moda de los 'superalimentos' ha ganado seguidores en los últimos años, aunque algunos de sus gurús como David Wolfe llevan dos décadas viajando por el mundo y experimentando con los productos locales más valorados y considerados casi míticos por culturas ancestrales. Algunas de las recomendaciones de Wolfe, como el sirope de corteza de abedul, extracto de hongo 'reishi' y hongo manchuriano o el zumo de naranja espolvoreado con un concentrado de arándanos, bayas 'lingonberries' y moras azules procedentes concretamente de Laponia… quizás se nos escape del presupuesto y logística. Pero afortunadamente tenemos otras alternativas cercanas, no menos útiles por menos exóticas.

Superfoods 'made in Spain'

La nutricionista y ‘health-coach’ Carla Zaplana defiende en su libro ‘Superfoods: recetas y alimentos del futuro para vivir mejor hoy’ (Planeta) alimentos tan cotidianos como el polen y la jalea real (claves para mejorar las defensas y el sistema inmunológico), la cúrcuma (anticancerígeno) o el cacao (que contiene feniletalamina o sustituto del amor). “Para mí, los superfoods son alimentos con un alto valor nutricional, es decir, en pequeñas cantidades aportan muchos micronutrientes como vitaminas, minerales, antioxidantes, enzimas activas y otros fitoelementos claves para un buen estado de salud”, explica la dietista. Y añade: “No hace falta buscar los exóticos como la maca, el camu-camu o bayas de goji. En España tenemos alimentos altamente nutritivos que deberíamos potenciar su consumo: las hojas verdes son mi superalimento favorito, como las lechugas, espinacas, acelgas o coles”.

Ensalada rica en superalimentos ideada por Carla Zaplana (Foto: Íñigo Somovilla)
Ensalada rica en superalimentos ideada por Carla Zaplana (Foto: Íñigo Somovilla)

De hecho, conviene saber que el exótico 'kale' que se ha puesto de moda no es más que el primo asiático de la col rizada de toda la vida: la berza de los buenos caldos gallegos. El concentrado deshidratado de kale en paquete de 200 gramos cuesta en torno a los 15 euros. Tratamientos y zumos envasados de varios superalimentos con distintos objetivos ('detox', energizante, 'antiaging') pueden costar desde los cuatro euros la botella de 250 ml a 115 euros una colección de zumos para un tratamiento de tres días. Cabe la posibilidad de que salga más económico hacer un zumo de col en la licuadora de casa.

Licuado de acelgas, espinacas y coles. Una bomba vitamínica
Licuado de acelgas, espinacas y coles. Una bomba vitamínica

Según los expertos, una pequeña cantidad del alimento es más que suficiente para aprovechar su alto contenido nutricional, como en el caso de la jalea real (que se debe consumir solo a temporadas) o de la maca y cúrcuma, que solo con media cucharita de té es suficiente. Zaplana señala que no es necesario mezclar todos los superalimentos del mercado en la licuadora para buscar superpoderes. “En un mismo batido o zumo verde no añadiría siete u ocho alimentos diferentes, con dos o tres es suficiente. Cuanto menos mejor, para que el cuerpo también sea capaz de asimilarlo”.

Menú de Carla Zaplana para Once Upon a Time  (Foto: Iñigo Somovilla)
Menú de Carla Zaplana para Once Upon a Time (Foto: Iñigo Somovilla)

Su filosofía 'come limpio' -para mejorar el bienestar general- se inspira en la 'raw food' o alimentos crudos que a partir de los 45 grados de cocción pierden sus propiedades, como frutas y verduras, semillas y cereales germinados y frutos secos. Los perezosos que no se atrevan a poner en práctica las recetas de su libro pueden disfrutar de su sanas propuestas en el menú que ha diseñado para el restaurante Once Upon a Time de Barcelona (C/ Mandri, 32. Tel. 936 76 16 43). El menú -libre de gluten y de lácteos- incluye algunas de las recetas del libro, como la hamburguesa de supersemillas con pico de gallo o los espaguettis de calabacín con salsa de pesto.

En Madrid, un exponente de los superalimentos convertidos en zumos y batidos es La Cocina de San Antón, en la azotea del mismo mercado (C/ Augusto Figueroa, 24. Tel. 913300294), donde preparan los elixires líquidos con todo tipo de verduras y frutas frescas en el momento.

La Cocina de San Antón
La Cocina de San Antón

Pero ¿cuánto hay de mito y realidad en el mercado de los superalimentos? Según explica Julia Ocón, doctora del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) no existe ningún estudio científico que demuestre los beneficios de estos alimentos. Es decir, su efectividad ya depende de lo que cada uno quiera creer. “A pesar del exceso de información divulgado fundamentalmente en internet y correspondiente a blogs de salud y nutrición, revistas online o empresas que comercializan estos superalimentos, falta información real y contrastada científicamente sobre los beneficios y posibles riesgos de estos productos”, afirma.

No todas las algas son inocuas
No todas las algas son inocuas

Así, algunos de los superalimentos en el 'top ten' de las recomendaciones, como la hierba de maca o la espirulina, pueden tener efectos secundarios. “El consumo habitual de hierba de maca puede ocasionar insomnio, irritabilidad y diarrea. No se recomienda su empleo en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ni en pacientes diabéticos en tratamiento con insulina por riesgo de hipoglucemia, ni en pacientes con hipertensión por su alto contenido en sodio o cuando existe alguna enfermedad tiroidea. La espirulina tampoco es inocua. Entre sus efectos secundarios se encuentra el dolor de cabeza, el mareo o las náuseas y tampoco se recomienda su consumo entre mujeres embarazadas o personas con enfermedades renales o tiroideas”.

Entre las críticas de la SEEN a la moda de los 'superfoods' se encuentra que las investigaciones con animales -aún no con seres humanos- han demostrado beneficios para la salud a corto plazo, pero con dosis elevadas y concentradas de nutrientes concretos que jamás se conseguirían en una dieta normal. Hasta el momento no hay pruebas científicas que demuestren su efectividad, pero siempre nos quedará compaginar las semillas germinadas, zumos 'detox' y dieta mediterránea con un estilo de vida saludable. Hacer deporte y esas cosas. Quizás más barato que unos gramos de bayas salvajes.  

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios