maridajes

Cuatro sidras artesanas para maridar desde las verdinas al pixín

¿Te gusta la sidra? Pues sácate de la cabeza esa leyenda de que 'de Pajares para abajo, la sidra se estropea'. Para demostrarlo, nos vamos a beberla a Asgaya, un asturiano en Madrid

Foto: La terraza de Asgaya, ideal para un homenaje a la sidra.
La terraza de Asgaya, ideal para un homenaje a la sidra.

No, la sidra atraviesa Pajares y no solo sigue estando tan rica como en Asturias patria querida, sino que es una opción deliciosa y refrescante para remojar los cálidos veranos de Madrid. Y también para maridar un buen menú con productos de la tierra.

La terraza de Asgaya.
La terraza de Asgaya.

Esa es la propuesta de Asgaya, un asturiano que nos encanta porque maneja divinamente el recetario de la tierra, escoge los mejores productos y, además, les da una vuelta contemporánea que les aporta frescura sin robarles su carácter. A lo que íbamos: Manuel Fernández, el propietario de Asgaya -ligado a esto de la restauración desde que, siendo apenas un chaval, abandonó el principado para curtirse en la capital-, nos propone que maridemos los platos típicos de su Asturias natal con sidras que a la gran mayoría de nosotros nos resultarán desconocidas.

Se trata de sidras artesanas de edición limitada y, además, muy distintas entre sí.

¡¡Marchando una de sidras!!
¡¡Marchando una de sidras!!

  • Clásica, fresca y ligera. Comenzamos con Emilio Martínez, del llagar El Gobernador en Villaviciosa. Se trata de una sidra con DOP y manzanas seleccionadas: raxao, regona y blanquina. Resulta muy suave, fresca y ligera, y tiene un punto astringente que la hace perfecta para maridar con platos terrosos y salinos, como las vieiras a la parrilla con jugo de guisantes y tierra de mar, uno de los platos con más éxito en los veranos de Asgaya.
  • Intensa, potente y compleja. Así es la sidra Prau Monga, del Llagar Viuda de Angelón en Nava. Elaborada con manzanas seleccionadas con DOP Raxao, Verdialona, Prieta, Perezosa y Xuarina, tiene una gran intensidad en matices. De larga persistencia en boca, nos gusta para tomarla con platos muy sabrosos, como los huevos rotos al Cabrales. Sí, has leído bien, al Cabrales. Y para rematar, con puerros y cebollita sobre crujiente de Fariñes.
  • Exótica y picante: Volvemos a Villaviciosa y lo hacemos con Valdedios, una sidra con DOP del llagar Manuel Busto Amandi y predominio de manzana verdialona. Aquí nos encontramos con un un ligero picante que va a ser compañera perfecta de los guisos más suaves. Como, por ejemplo, unas verdinas estofadas al estilo de Cudillero. Con pixines, sepia y almejas para completar el plato.
  • Sidra de hielo. Si no la has probado, ya estás tardando. Hablamos de Panizales, del llagar Faustino M. Vázquez Fernández en Langreo, la primera sidra de hielo que se elaboró en Asturias. Pese a su gran concentración de azúcares, presenta al mismo tiempo una acidez y frescura que equilibra su dulzor. Acompaña bien los postres, pero también entrantes como el bloc de foie de pato con mermelada de higos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios