Logo El Confidencial

Pintada asada rellena de pasta, una receta alternativa al capón

La pintada rellena es el plato resultón con el que deslumbrar a tus invitados en tu cena de Navidad. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para prepararla

Foto: Pintada asada rellena de pasta. (Imagen: Snaps Fotografía)
Pintada asada rellena de pasta. (Imagen: Snaps Fotografía)

La pintada, también llamada gallina de Guinea, es un ave de corral de origen africano. Sus plumas grises están adornadas de lunares semejantes a pequeñas lentejuelas blancas que parecen 'pintadas' sobre el ave.

El sabor de su carne es más intenso que la del pavo, pularda o capón y se asemeja al de las aves de caza como el faisán. Por ello admite rellenos con aromas intensos como las setas o la trufa. Si mezclamos estos ingredientes con una base de pasta pequeña cocida en un buen caldo, le conferimos humedad, permitiendo que el asado quede bien dorado en el exterior y permanezca tierno y jugoso en el interior. Un ave de sabor delicadamente almizclado, baja en grasa y de textura tersa, ideal para cualquier menú festivo.

Preparación: 2 horas. Dificultad: media Coste: medio Comensales: 4

Pintada asada rellena de pasta, una receta alternativa al capón

Ingredientes

  • 1 pintada
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 5 hojas de salvia
  • 100 g de pasta pequeña en forma de estrellitas cocida en caldo de ave
  • 4 champiñones
  • 50 g de rebozuelos o cualquier seta fresca
  • ½ litro de caldo de ave
  • 3 chalotas
  • 1 manzana
  • sal y pimienta

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. Vierte aceite en una cazuela. Saltea la chalota picada, añade los champiñones y las setas.
  3. Incorpora la manzana cortada en pequeños dados y pocha hasta que los ingredientes estén ligeramente tostados. Añade una pizca de salvia fresca picada.
  4. Añade la pasta cocida y deja que se caliente. Por último salpimenta al gusto.
  5. Espolvorea la superficie de la pintada con sal y pimienta.
  6. Rellena la pintada con la mezcla de pasta condimentada. Riégala y pinta toda la piel con aceite de oliva.
  7. Brídala con hilo de bramante para que no pierda la forma.
  8. Hornea durante 1,30 horas. Una vez asada, sácala del horno y déjala reposar 20-30 minutos antes de trinchar. Sirve la pintada acompañada de la pasta de setas como guarnición

El truco final

Tras sacar la pintada del horno, déjala reposar durante 15 minutos antes de trincharla para que se repartan bien los jugos.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Gastronomía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios