Albóndigas de quinoa y queso de cabra: un entrante crujiente que te sorprenderá
  1. Gastronomía

Albóndigas de quinoa y queso de cabra: un entrante crujiente que te sorprenderá

Cada vez es más frecuente la incorporación de la quinoa a nuestros menús, sobre todo en ensaladas. Descubre una receta diferente y original y aprovéchate de todos sus beneficios

placeholder Foto:

La quinoa es un ingrediente relativamente reciente en nuestras mesas, aunque es uno de los tesoros de la gastronomía andina proveniente de países como Perú o Bolivia.

Se sirve habitualmente en sopas, como guarnición o incluso en barritas energéticas, ya que es una gran fuente de minerales, carbohidratos y proteínas vegetales. Por lo que es un alimento muy completo y versátil.

Al adquirirla previamente cocida, podemos preparar unas albóndigas 'diferentes' de manera rápida y cómoda, añadiendo nuestros ingredientes preferidos y acompañándolas de una sabrosa salsa de tomate. ¡Una receta equilibrada y original que solo te llevará unos minutos!

Preparación: 20 min. Dificultad: fácil Coste: económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 2 vasitos de quinoa
  • 50 g de pan rallado
  • 1 huevo
  • 70 g de queso de cabra
  • 15 g de parmesano rallado
  • 1/2 cebolla morada picada
  • 3 cucharada de cebollino fresco picado
  • 2 cucharadas de salsa de tomate

Elaboración

  • En un bol bate el huevo con un tenedor. Añade sal y pimienta.
  • Incorpora el cebollino picado, media cebolla morada picada muy fina, el parmesano rallado. Mezcla todos los ingredientes
  • Añade el queso de cabra desmenuzado y amalgama para formar una pasta.
  • Echa entonces la quinoa y mezcla bien.
  • Si fuera necesario incorpora un poco de pan rallado.
  • Forma albóndigas de mismo tamaño con dos cucharas o con las manos, dándoles forma redonda.
  • Calienta una sartén, añade un poco de aceite y tuesta las albóndigas de quinoa por tandas hasta que queden bien doradas.
  • Sírvelas muy calientes con unas cucharadas de salsa de tomate y cebollino fresco recién cortado

Nota: Estas albóndigas pueden servir como entrante acompañadas de una ensalada o como guarnición para una carne o ave asada.

Quinoa