Un "priorato" imponente
  1. Gastronomía
  2. Vinos

Un "priorato" imponente

 Tinto Doix, 2004 D.O: Priorato.Bodega: Celler Mas Doix.Tipo: Tinto.Aunque conocida sobre todo por las altas puntuaciones que ha otorgado el gurú Robert Parker a sus

Tinto Doix, 2004

D.O: Priorato.

Bodega: Celler Mas Doix.

Tipo: Tinto.

Aunque conocida sobre todo por las altas puntuaciones que ha otorgado el gurú Robert Parker a sus vinos, la familia Doix lleva cinco generaciones dedicada a la viticultura. Junto con los Llagostera, crearon en 1998 una bodega que parte del concepto de terroir, valorando las características climatológicas y del suelo, para crear vinos de guarda, exclusivos y de fuerte personalidad. La devastadora filoxera de finales del XIX no apartó a la familia de las viñas, que fueron replantadas con garnachas y cariñenas autóctonas del Priorato, manteniendo el cultivo de la viña con producciones que se destinaban a una cooperativa hasta que lograron fundar su propia bodega.

Doix 2004 es un vino imponente, un gran tinto elaborado con uvas garnacha, cariñena y merlot procedentes de cepas de entre 70 y 100 años de edad, crecidas en pronunciadas vertientes y sobre el característico suelo de licorella de la zona. Un tinto de soberbia expresión frutal, equilibrada acidez y gran persistencia, capaz de representar por sí solo el estilo que ha consagrado al Priorato como zona de vinos de calidad.

Los suelos de esta denominación de origen, generalmente pobres, se componen de pizarras oscuras denominadas licorellas, de origen volcánico. El clima es continental, pero está muy influenciado por el Mediterráneo, con días calurosos y noches frescas. En el verano, las precipitaciones son prácticamente inexistentes. Fueron los monjes de la Cartuja de Scala Dei quienes en el siglo XII introdujeron en esta tierra el arte de la viticultura. Durante siglos se encargaron de proteger los viñedos de la zona, que alcanzaron un gran prestigio hasta que el Estado los expropió en 1835. La citada plaga de filoxera hizo desaparecer la mayor parte de las vides y obligó a emigrar a gran parte de la población, que durante toda su vida se había dedicado al cultivo de la viña. Tuvieron que pasar más de cinco décadas para que comenzase la replantación de la vid.

Envejecido durante quince meses en barricas de nuevas de roble francés, Doix 2004 muestra un color cereza picota muy intenso circundado por tonos amoratados. En nariz presenta un elegante carácter mineral, bien ligado con los recuerdos de las frutas negras y rojas en buen sazón. Hay también toques de grafito, pizarra y fondos de cedro. En boca es sabroso, con equilibrio entre el alcohol, la acidez y el extracto, y muestra una buena expresividad frutal madura. Final ligeramente fresco.

Precio: 70 euros.