Intenso e irrepetible
  1. Gastronomía
  2. Vinos

Intenso e irrepetible

De la Rioja Alavesa llega esta joya enológica que constituye una auténtica pieza de coleccionista, por la calidad de su materia prima y su esmerada

Foto: Intenso e irrepetible
Intenso e irrepetible

De la Rioja Alavesa llega esta joya enológica que constituye una auténtica pieza de coleccionista, por la calidad de su materia prima y su esmerada elaboración. Ha sido extraído de una rigurosa selección de uvas, y solo de aquellas cosechas consideradas excepcionales por el enólogo de la casa, Luis Zudaire. Ysios, cuyo nombre evoca a los dioses mitológicos Isis y Osiris, protectores la fertilidad y la naturaleza, reinventó en Laguardia, a los pies de la Sierra de Cantabria, una nueva concepción del vino, un estilo depurado y artístico, que da origen a los caldos más selectos de Rioja.

 

Las 5.000 botellas numeradas de Ysios Reserva 2002 Edición Limitada salen al mercado con vocación de conquistar los paladares más exigentes y de repetir el éxito de la edición 2001, que logró el reconocimiento de la crítica y el consumidor. Exprime y respeta la personalidad propia del viñedo del que procede, como todos sus hermanos de Ysios, una bodega concebida para ser la punta de lanza de la D.O. Rioja en el siglo XXI y cuyas instalaciones en Laguardia constituyen un referente del arte de vanguardia y un verdadero templo en honor al vino.

 

Su bodega, diseñada por el reconocido arquitecto Santiago Calatrava, ha logrado la simbiosis con su entorno, dibuja en el horizonte la sensualidad de una hilera de barricas. Arte de vanguardia al servicio de la tradición, un concepto que logra plasmar la naturaleza de YSIOS.

El vino está elaborado con uva de variedad tempranillo. Tras la maceración de 35 días se realizó la fermentación a 26º, lo que permite la extracción del máximo de componentes fenólicos y de aromas primarios. Inmediatamente después del descubre pasa a barrica donde adquiere gran importancia la crianza bajo lías. En el proceso de crianza utilizan exclusivamente roble nuevo (85%) con mayoría de roble francés (85%). El roble americano complementa su paso por barrica aportando al vino mayor complejidad. En cuanto a su nota de cata es un vino rojo picota intenso, con capa alta. Aromas de frutas negras maduras, ligeramente balsámico, con notas de torrefactos. Muy estructurado, el tanino se muestra amable y pulido, teniendo el vino una gran persistencia.