Los trece (más uno) vinos del 2013: un año cargado de novedades
  1. Gastronomía
  2. Vinos
un año cargado de novedades

Los trece (más uno) vinos del 2013: un año cargado de novedades

¿Cuáles han sido los mejores vinos de año? Es la pregunta del millón. Así que le hemos dado una vuelta y hemos decido elaborar una lista de 13 vinos.

¿Cuáles han sido los mejores vinos de año? Es la pregunta del millón. Y es imposible contestarla. O al menos es imposible contestarla y contentar a la mayoría. Así que le hemos dado una vuelta y hemos decido elaborar una lista de 13 vinos, por el año que cerramos, más uno (un pequeño guiño en forma de bonus track). ¿El criterio? Subjetivo, por supuesto. Se trata vinos que, por un lado, nos han sosprendido en las catas para La Guía Todovino, pero que además, por otro lado, han tenido buena acogida en las selcciones de nuestro Club, de Enolobox y en la web. En definitiva, son los que después de un año creemos que merece la pena probar. Disfruten:

Laya 2012
Tinto. D.O. Almansa. Bodegas Atalaya. 5,20€

Esta es la historia de una fórmula de éxito que funcionó y funciona en Jumilla (Juan Gil y El Nido), llevada a unos kilómetros al norte, concretamente a Almansa (Albacete). Una historia de viñas muy antiguas, que cuenta además con la inspiración de un enólogo australiano. Un proyecto con muchas ganas de comerse el mundo. Y que lo está consiguiendo: a nosotros desde luego nos tienen absolutamente entregados. Laya es el vino más joven de la bodega, tiene una casi insultante relación calidad-precio. Elaborado con garnacha tintorera y monastrell, nacidas de suelo calizo y altitus de 800 metros sobre el mar. Un tinto que no deja indiferente a nadie. Y de Almansa, eh.

Asterisco 2011
Tinto, D.O. Toro, Pago de Cubas. 5,95€

Asterisco es una contraseña cifrada; una parte de un emoticono; una estrella para los románticos o la indicación en un texto de que existe una nota a pie de página. Hoy además es un vino. Nacido en Toro, en la bodega Pago de Cubas. Joven y novedoso proyecto toresano, fruto de las inquietudes de un grupo de empresarios enamorados del vino y que, tal como reza el nombre de su principal etiqueta, es fruto de la voluntad de demostrar a los ‘incrédulos’ las posibilidades de este proyecto. Con sede en Valdefinjas, hoy ya casi uno de los centros neurálgicos de la zona, elaboran Incréculo y Asterisco, de creación muy reciente, de estilo actual y del que apenas se han elaborado 15.000 botellas.

Aromaz 2012
Tinto. Vino de la Tierra de Castilla. Viñedos de Aromaz. 6,95€

Una finca, un vino. Así de elegante se presentan los Osborne-Osborne (Vinos Iberian) en Castilla La-Mancha, cerca de Moral de Calatrava, tierra de castillos y templarios. El proyecto se llama Viñedos de Aromaz y el vino, Aromaz, que para eso es un vino ‘de finca’. Se trata de un estreno en el mercado y le auguramos una vida larga y próspera. Tempranillo, por supuesto, al 100%, y nacido en un viñedo de más de 40 años llamado Pago La Capitana, situado en la parte más alta de esta finca que cuenta con un total de 75 hectáreas de viñedo. Para ser una parcela tan selecta, el precio es estupendo (6,95 euros). Ha sido criado seis meses en barricas nuevas de roble francés.

Ramón Bilbao Viñedos de Altura 2009
Tinto, D.O.Ca. Rioja, Ramón Bilbao. 10,95€

Este tinto no se corresponde en absoluto con el rioja tipo que la mayoría de consumidores tienen en mente cuando piensan en nuestra región más famosa e internacional de tinto. Este original tinto propone una mezcla muy inusual en Rioja compuesta por tempranillo y garnacha a partes iguales. Se trata de una de las novedades de Ramón Bilbao, es su primera añada, y quiere situarse en la órbita de los tintos más frescos, ligeros y fáciles de beber. La garnacha era una uva prácticamente ausente en los vinos de Ramón Bilbao y la bodega no la ha trabajado en firme hasta hace apenas cuatro años. El resultado es magnífico.

Madremía 2011
Tinto, D.O. Toro, Bodega Divina Proporción. 10,95€

Se trata de una de las últimas sorpresas de Toro. Un vino que nos ha llamado la atención nada más catarlo y probarlo, no solo por su aspecto gamberro y desenfadado, que también, no vamos a negarlo, si no porque nos ha sorprendido la intensidad de su sabor, su elegancia y lo bien que refleja la tierra en la que nace. Madremía 2011, nacido en Toro y elaborado con Tinta de Toro, ha pasado una crianza de nueve meses en barrica de roble francés y americano y se presenta con una relación calidad-precio digna de mención (10,95 euros). Pertenece a la bodega Divina Proporción, un proyecto que viene pidiendo paso.

Sanamaro 2010
Blanco, D.O. Rías Baixas, Pazo San Mauro. 13,95€

Una de las fincas más singulares de la denominación, un bello pazo del XVI, cuya capilla, del XV, está dedicada a San Amaro. Hablamos del espectacular Pazo San Mauro y de su vino top, Sanamaro. Situada en la subzona de Condado do Tea, la más meridional y soleada de la región, cuenta con 30 hectáreas de viñedos que descienden hacia el río Miño formando un anfiteatro de amplios bancales orientados al mediodía. Sanamaro está elaborado por el procedimiento de crianza con sus lías en acero inoxidable. Un vino complejo, de boca poderosa y con capacidad de desarrollo en botella. Un lujo de albariño, con un pequeño guiño del 5% a la uva local loureira. Se trata de una edición limitada de la que solo se han lanzado al mercado 16.000 botellas.

Fillaboa Selección Finca de Montealto 2011
Blanco. D.O. Rías Baixas. Bodegas Fillaboa. 16,95€

Elaborado con las uvas que nacen de una –la mejor- de las 12 parcelas en las que está dividido el impresionante viñedo de esta espectacular bodega (situada en Salvaterra do Miño, en la confluencia del Tea y del Miño, en una zona de asentamientos romanos), que como buena y señorial casa gallega cuenta con su pazo y con su capilla. La parcela en cuestión se llama Monte Alto, apellido de este vino, que además se cría en depósito sobre lías finas 9 meses con la técnica del battonage. Estamos ante un blanco muy top (el hermano mayor de los tres de la bodega), muy personal, muy serio y muy profundo. Como curiosidad, Fillaboa es ‘buena hija’ en gallego.

V3 Verdejo Viñas Viejas 2011
Blanco, D.O. Rueda. Menade. 17,20€

Será por vinos blancos, por verdejos, por vinos de Rueda… Ese que te sirven cuando estás de aperitivo y que entra bien y rápido. Sí, Rueda ha tenido un crecimiento exponencial durante los último años y en el extensísimo viñedo de Castilla se ha multiplicado esta variedad, pero hay excepciones, y una es esta: Menade. Su V3, estrella de la bodega, debe su nombre a las tres uve que representa: verdejo, viñas y viejas. Este blanco trabajado en madera procede de 18 pequeñas parcelas de viñas de más de 100 años. Un blanco de finca. La bodega, joven y con mucha fuerza, nació con el objetivo de plasmar en la botella una visión ecológica y comprometida del viñedo y el vino.

Luis Cañas Reserva Selección de la Familia 2005
Tinto, D.O.Ca. Rioja. Bodegas Luis Cañas. 19,95€

Si hay un vino al que tenemos un especial cariño dentro de esta casa, es el Luis Cañas Selección de la Familia. Tiene un histórico impresionante en la historia de La Guía. En su añada 2005, una de las grandes de la década de los 2000 en Rioja y calificada como excelente, se muestra expresivo y elegante, es de esos vinos que seducen al momento. Procede de una selección de viñas viejas de suelo poco fértil y un mínimo de 45 años. Además, incluye un porcentaje de cabernet sauvignon, de plantación experimental. Lo mejor, sin embargo, es su más que generosa producción de cerca de 170.000 botellas. Realmente merece la pena disfrutar de este Selección goloso y cremoso.

Las Gravas 2010
Tinto, D.O. Jumilla, Casa Castillo. 21,95€

Un tinto de reflexión, de ésos que hay que dejar crecer en la copa. Realmente lleva la huella de su terruño, un ADN que nos pone frente a una Jumilla maravillosamente profunda e intimista. Nace en Casa Castillo, un proyecto de vinos de finca, que es el arquetipo del elaborador comprometido con su terruño, empeñado en que sus vinos reflejen de la manera más directa posible el paisaje de sus viñas. Este tinto se sitúa un escalón superior con la tarea bien conseguida de reflejar su terruño: la expresión de una monastrell plantada en suelos pedregosos y acompañada de syrah y desde hace unos pocos años también de una garnacha que ha sustituido a la cabernet sauvignon de antaño.

Finca Villacreces 2007
Tinto, D.O. Ribera del Duero, Finca Villacreces. 21,95€

Es el hermano mayor de Pruno. Se llama Finca Villacreces y es el príncipe que, como en novela de Miguel Delibes, fue destronado por su hermano pequeño cuando éste estuvo en el punto de mira de medio mundo a raíz de ser tocado por la varita mágica del influyente crítico de vinos norteamericano Parker. Hemos venido a coronarlo de nuevo. Lleva el nombre de la bodega que lo ve nacer, que para eso es el mayor, y constituye la auténtica razón de ser de esta cuidada finca situada en Quintanilla de Onésimo (Valladolid) y vecina de Vega Sicilia. Un ribera para aficionados devotos, exigentes con las posibilidades de la región y que anteponen el terruño y el carácter al espectáculo y la potencia.

Chafandin 2010
Tinto, D.O. Ribera del Duero, Viñas del Jaro. 26,95€

Debe su nombre al popular bandolero apodado ‘El Chafandín’, que se cobijaba en la parte alta de la finca a finales del siglo XVIII. La finca de la que hablamos es la Finca El Quiñón, de la que de uno de sus pagos más viejos y cuidados nace este vino. Nació con el cambio de siglo -en 2001- y este año ha lanzado su añada 2010, que además estrena imagen, renovada y más acorde con la elegancia, finura y fiel representación de la Ribera clásica que supone este tinto. Nace de una parcela de apenas tres hectáreas y con una edad de más de 40 años. Se han elaborado exactamente 9.895 botellas, lo que eleva aún más el valor y la exclusividad de este gran tinto, que es para nosotros una de las mejores compras (relación calidad-precio) de Ribera del Duero.

Dalmau 160 Aniversario 2009
Tinto, D.O.Ca. Rioja, Marqués de Murrieta. 49,45€

Nace dentro del mismo pago que Dalmau, el tinto reserva más moderno de Marqués de Murrieta, pero no es exactamente Dalmau. Aclaremos: se trata de un vino único e irrepetible, como dice su enunciado, porque no se volverá a elaborar, porque ha nacido por un motivo concreto (los 160 años de la bodega), y porque solo se han elaborado 1.600 botellas. Nacido a partir de cepas viejas de más de 35 años del Pago Valsalao, que forma parte del Pago Canajas, la misma parcela en la que nacen las uvas para el Dalmau Reserva en una de las selecciones más cuidadas y lujosas de las que pueden realizarse en viña.

Bonus track: Colección Bienbebido
"Pulpo, pollo, cerdo, vaca, jamón y queso" ¿La cesta de la compra? No, pero casi. Se trata de los seis alimentos que protagonizan la colección Bienbebido, un blanco y cinco tintos gamberros, directos, frescos y con ganas de dar guerra. Son obra de Vintae (los de López de Haro de Rioja, o Matsu de Toro) y nacieron del trabajo realizado por un grupo de sumilleres, chefs, enólogos y apasionados del vino, con el objetivo de elegir los vinos de distintas zonas que mejor maridaban con estos alimentos. ¿La imagen? Un homenaje a la versión más cañí de la gastronomía y refranero españoles.

Sigue a Todovino en Twitter.

Tempranillo D.O. Toro Rías Baixas Jamón Vinos de la Tierra Gastronomía Vinos Jumilla
El redactor recomienda