Logo El Confidencial
vermut y tinto

Cillar de Silos 2013 y Vermut Golfo, novedades en Ribera del Duero

La historia de Cillar de Silos es una de esas que es un gusto seguir por su mejora, pero además por su espíritu de crear e innovar. Su nuevo crianza y un vermut lo demuestran

La historia de Cillar de Silos es una de esas historias que es un gusto seguir por su mejora año a año, pero además por su espíritu de crear e innovar. Una charla distendida con Roberto Aragón (que junto a su hermano Óscar son el 'alma mater' de este proyecto) es el origen de este artículo.

Roberto nos contó que estaban muy contentos con la añada 2013 de su más que consagrado Cillar de Silos Crianza, el pilar de esta bodega sita en Quintana del Pidio (Burgos). Nos contó que fue una añada difícil de la que solo pudieron elaborar 65.000 botellas (algo muy exclusivo en el sector del vino, más aún para un crianza) por lo duro que fue el año, pero que esas pocas botellas que han salido al mercado son una delicia. Por supuesto, lo probamos y nos dimos cuenta de que Roberto tenía toda la razón.

Cillar de Silos 2013 y Vermut Golfo, novedades en Ribera del Duero

Cillar de Silos Crianza 2013 vuelve una vez más a mostrar en cada trago la visión que tienen de la tempranillo los hermanos Aragón. Un vino que se elabora a partir de cepas muy viejas repartidas en pequeñas parcelas en el término de Quintana del Pidio, un terreno que estos dos hermanos conocen al dedillo, y que en esta añada se muestra sabroso, equilibrado, con la potencia característica de los tintos bien elaborados en Ribera del Duero.

Los pagos de los que nace tienen nombre propio: Los Llaninos, Las Cascajas, El Águila, Sotillejo, La Negra Alta, Porquera, Carragumiel, Llantada, La Pelada, El Primo, Valesantos, Las Mazas, Carrevilla y Llano de Elena. Lo mejor de estas parcelas es el 'coupage' extremo que da forma a Cillar de Silos. Un tinto de trago largo que muestra un tanino de calidad muy conseguido. Una delicia de vino.

Cillar de Silos 2013 y Vermut Golfo, novedades en Ribera del Duero

Cuando ya teníamos claro el potencial del Cillar de Silos Crianza 2013, apareció la otra sorpresa, el vermut Golfo. Roberto nos contó que se habían lanzado a elaborar un vermut desde hacía unos años solo para consumo propio (familiares y amigos) y que se habían aventurado a comercializarlo. Y, claro, hubo que probarlo. Varias veces. Muchas veces (entra solo). 

Vermut Golfo es un vermut muy diferente. ¿El motivo? La forma de elaboración y la uva de origen. La mayoría de vermuts (el vermut tradicional) se elaboran a partir de vino blanco –la versión casi oficial es que con el peor vino blanco de la cosecha– y el color oscuro/rojo le viene por las especias y hierbas que se le añaden después. Nada tiene que ver con Golfo.

La superficie de las cavas subterráneas de Cillar de Silos
La superficie de las cavas subterráneas de Cillar de Silos

Este vermut se elabora a partir de vino tinto, con uvas (tempranillo de Ribera del Duero en este caso) sobremaduras; unos meses de crianza en barrica, se añaden algunas hierbas y especias, y vuelta a barrica otros siete meses. Además, no se pone alcohol; el grado es natural (15º). De ahí viene que sea tan sedoso. Golfo es –posiblemente- el primer vermut de Ribera del Duero y sinceramente es todo un descubrimiento.

Un vermut fresco y maduro que entra como la seda, también por su acidez. Exagerando se parece casi más a un vino tinto que lo que conocemos como vermut. Es más, os recomendamos si os apetece que lo probéis fresco pero sin hielos ni ningún añadido, y veréis qué sabor. No querréis beber otro vermut.

Sigue a Todovino en Twitter.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad gastronómica. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Vinos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios