Logo El Confidencial
jóvenes y frescos

Tintos para el verano, que no tintos de verano

Llega el calor y el tópico de que los blancos son para el verano. Pues ni los blancos son -solo- para el verano ni para descorchar tintos hace falta esperar el paso del caluroso estío

Llega el calor y el tópico de que los blancos son para el verano. Pues ni los blancos son -solo- para el verano, ni para descorchar tintos hace falta esperar el paso del caluroso estío. Eso sí, no es lo mismo descorchar un tinto en febrero que a las puertas de mayo, pero el abanico de posibilidades que ofrece el extenso y ambiguo viñedo español nos permite hacer una selección de tintos frescos, no solo por su juventud, sino porque además bebidos algo más fríos de lo habitual entran como la seda y son la compañía perfecta para planes y comidas más primaverales.

He aquí nuestras recomendaciones de tintos para (que no de) verano:

1. Hacienda del Carmen 2014Viña y Tía, D.O. Arlanza (8,95 €). Es el vino que te hará conocer Arlanza.  Está situada entre Ribera del Duero y Rioja, en la zona de Burgos. Este vino lo elaboran los mismos creadores de la ribereña Cillar de Silos. Lo bonito de este tinto es –además de la imagen– la sinceridad de su sabor. Es pura fruta. Es un vino que no tiene crianza en madera y que por tanto se la juega todo en cómo se comporte la calidad de la uva con la que se elabora. Y lo hace de cine.

2. Delito Cariñena Miravinos Aragón, D.O. Cariñena, Miravinos Aragón (5,70 €).Tinto juguetón donde los haya. Su nombre ya lo dice y su imagen lo muestra. De nombre Delito y de apellido Cariñena, la uva con la que se elabora. Vino de reciente creación que nos gusta por el atrevimiento con el que se presenta, pero sobre todo por lo jugoso que es. Se elabora a partir de las cepas viejas de la zona de Aragón.

3. La Garnacha Fosca del Priorat 2013. D.O.Q. Priorat, Proyecto Garnachas de España (9,70 €). Una garnacha fosca que invita al descubrimiento no por falta de luz, sino por ese carácter oscuro, misterioso y mineral que le dan esas pizarras al suelo del Priorat. Nace a partir de un viñedo viejo de garnacha, variedad que ha vuelto a surgir y que es una rareza en la zona en la que reina la cariñena, y que ahora está viviendo la dulzura de una segunda juventud. 

4. GSM 2014. D.O. Yecla, Bodegas Castaño (5,20 €). Garnacha tintorera, syrah y monastrell. Un acrónimo para el vino más directo de Bodegas Castaño, un tinto muy suave y muy redondo, muy fácil de beber, y eso que aparentemente el 'coupage' que lo compone pronostica otro tipo de disfrute. Los Castaño han sabido sacar lo mejor de las uvas más características de su querido mediterráneo, garnacha tintorera y monastrell, y ponerlas a bailar con la foránea syrah.

5. Atuendo Colección 2014. D.O.Ca. Rioja. Tempranillo con una pizca de graciano y de garnacha, como los riojas de toda la vida. Aunque de toda la vida tiene poco. Nace de viñedo viejo, eso sí, pero como marca es de muy reciente creación y eso nos gusta. Nos gusta ayudaros a descubrir nuevas marcas, y más cuando además son de buena relación calidad-precio, como este joven tinto riojano.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Androidnbsp;Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad gastronómica. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí. 

Vinos

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios