Logo El Confidencial
socia de la tenada de valduero

Así está viviendo Ágatha Ruiz de la Prada el confinamiento

La diseñadora le ha contado a Carolina García Valduero, propietaria de la bodega Valduero, uno de los proyectos que tiene pendiente cuando acabe la crisis del covid-19

Foto:

En algunos aspectos, este confinamiento nos ha ‘aproximado’ más a nuestra familia y amigos. La preocupación, ese parón en la vida tan frenética que llevamos y la necesidad de saber de los nuestros han multiplicado las llamadas, videollamadas y mensajes.

En este contexto, Carolina García Valduero, propietaria y directora comercial de Bodegas Valduero, junto a Ágatha Ruiz de la Prada, socia de la Tenada de Valduero, club privado de vino, quedaron para charlar sobre la situación actual del mundo de la moda, del vino y de la situación personal de Ágatha, además de recordar buenos momentos vividos en la bodega. Una oportunidad de acercarnos al lado más íntimo de la diseñadora en estos días.

Carolina. ¡Ágatha! ¿Cómo estás? ¿Cómo te llevas con el confinamiento?

Ágatha. Aquí estoy con este Valduero Una Cepa. ¡Qué bueno está! (bebiendo de su copa). Un brindis por este país y por las víctimas.

C. Sí, sí... ¡Por la recuperación de España y por las víctimas del virus!


A. Ahora queda lo peor. Para mí el confinamiento no hubiera sido tan duro si no fuera porque en mi empresa hay 37 nóminas.

C. Sí, cierto. Las empresas pequeñas estamos peleando solas para salir de esta catástrofe.

A. Nosotros no hemos parado de trabajar, tengo un equipo extraordinario. La directora financiera y yo hemos estado horas y horas trabajando y reorganizando todo. Y tengo la satisfacción de que la página web ha sido un éxito, han subido muchísimo las ventas en la web.

C. Pues Ágatha, la verdad es que estás guapísima, con el confinamiento. ¿Cómo lo llevas?

A. Pues mira, lo de no tener libertad, no lo llevo nada bien. Y la verdad es que mi casa me encanta, mis libros, mis colecciones... Pero el no poder salir ha sido muy duro. Echo de menos la ópera, estoy intentado renovar el abono para la próxima temporada. En general, echo de menos la naturaleza, que es una maravilla.

C. En el confinamiento, vi el programa de Sobera, y me encantó la unión que tienes con tus hijos. Debes estar orgullosa. No es fácil trabajar en familia. ¿Cómo lo habéis hecho?

A. Pues mis hijos siempre se han llevado muy bien. Cósima siempre presumía de hermano y Tristán siempre ha protegido a Cósima. Influye también que yo siempre he fomentado entre ellos el cariño y el respeto. Hay familias en las que se fomenta la envidia y los recelos y en la mía ha sido lo contrario.

C. ¿Eres buena jefa?

A. Sí, mi empresa salió segunda un año en el ranking de empresas en las que a la gente le gusta trabajar.

C. ¡Qué bueno! ¿Y Cósima en 'Hola' cocinando?

A. (Sonríe). Mira, eso es lo único que soy incapaz de hacer, cocinar. Me llamaron a mí y salió Cósima que se ha convertido en una muy buena cocinera. A Cósima le encanta Valduero también.

C. Ágatha, para que nuestros seguidores te conozcan más aún, ¿cuándo decides que vas a diseñar moda y a crear el universo Ágatha?

A. Pues mira, yo con 20 años ya estaba con mi primer desfile, trabajé mucho, pero sobre todo encontré enseguida mi estilo. ¡Hubo algún año que hice más de 70 desfiles!

C. Fuiste parte de la movida madrileña, ¿cómo fue aquello? ¿Qué recuerdas?

A. Fue fabuloso, porque la movida es de aquellas cosas que ocurren una vez en el siglo y yo estaba allí. Fue una suerte vivir un periodo de tanta creatividad. Yo no paraba de trabajar y lo mejor es que me divertía muchísimo trabajando. He sido afortunada al poder hacerlo en lo que más me gusta y me divierte.


C. En el programa de Carlos Sobera decías que llevabas a tus hijos a ver arte siendo bebés. ¿Conoces personalmente a Antonio López? Él es miembro de honor como tú de nuestro Club de barricas 'La Tenada de Valduero'.

A. ¡Ah! Pues en mi casa teníamos uno de los mejores cuadros de Antonio López, 'La Alacena'. Por cierto, Carolina, ¿te acuerdas de lo bien que lo pasamos cuando estuvimos en Valduero? Esos viñedos, el museo de Barricas, esas cuevas...

C. Sí, donde se cría tu vino.

A. No sabes lo que presumo de mis botellas de Valduero con mi nombre en la etiqueta. Este confinamiento me ha hecho recordar lo importante que es la naturaleza. Había grabado un programa hacía tiempo con ovejas y en medio del campo, y me encantó verlo en el confinamiento. Tenemos que dar mucho valor a la naturaleza, y... ¿recuerdas también lo mucho que bailamos cuando fuimos a Valduero?

C. Sí, ¡qué buenos momentos! ¡Tú y mi hermana Yolanda bailando y los viñedos rodeándonos! ¡Qué bien lo pasamos! Ágatha, ¿cuál es tu próxima ilusión?

A. Mira, en todo este encierro he creado un montón de diseños, algunas ideas ya las tenía antes del confinamiento. Así que, en cuanto esto termine, ¡vamos a presentar una colección maravillosa!

C. ¡La podríamos presentar con Valduero!

A. ¡Claro!

C. ¡Te mando un abrazo enorme! ¡Y brindo por ti!

A. ¡Otro abrazo! ¡Yo también brindo por vosotros!

Vinos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios