Logo El Confidencial

La princesa Charlène, de protestante a fiel devota durante el Corpus Christi

  • Pantalla completa
La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
1 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
2 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
3 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
4 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
5 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
6 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
7 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
8 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
9 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco
10 de 11
Comparte la fotografía

La princesa Charlène, fiel devota en la celebración del Corpus Christi en Mónaco

La princesa Charlène era protestante hasta que el amor le obligó a abrazar la fe católica (no es la única) y pudo así contraer matrimonio con el príncipe de Mónaco. Ahora, la esposa de Alberto II se afana en mostrarse como una fiel devota en los actos religiosos que tienen lugar en Mónaco, como así ocurrió este jueves durante la celebración del Corpus Christi, en el que la princesa se dejó fotografiar rezando arrodillada. Estaba sola en el palacio real monegasco, dado que su marido se encontraba de viaje en Marsella con motivo del Foro Mediterráneo del clima.

La exnadadora eligió para la ocasión un elegante vestido azul marino sin mangas a juego con un mantón en distintas tonalidades azuladas que combinaba también con unas discretas bailarinas.

Fotos: Gtres.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios