Logo El Confidencial

Los Reyes y sus hijas, día en familia en el Real Club Naútico de Mallorca

  • Pantalla completa
1 de 46
Comparte la fotografía
2 de 46
Comparte la fotografía
3 de 46
Comparte la fotografía
4 de 46
Comparte la fotografía
5 de 46
Comparte la fotografía
6 de 46
Comparte la fotografía
7 de 46
Comparte la fotografía
8 de 46
Comparte la fotografía
9 de 46
Comparte la fotografía
10 de 46
Comparte la fotografía
11 de 46
Comparte la fotografía
12 de 46
Comparte la fotografía
13 de 46
Comparte la fotografía
14 de 46
Comparte la fotografía
15 de 46
Comparte la fotografía
16 de 46
Comparte la fotografía
17 de 46
Comparte la fotografía
18 de 46
Comparte la fotografía
19 de 46
Comparte la fotografía
20 de 46
Comparte la fotografía
21 de 46
Comparte la fotografía
22 de 46
Comparte la fotografía
23 de 46
Comparte la fotografía
24 de 46
Comparte la fotografía
25 de 46
Comparte la fotografía
26 de 46
Comparte la fotografía
27 de 46
Comparte la fotografía
28 de 46
Comparte la fotografía
29 de 46
Comparte la fotografía
30 de 46
Comparte la fotografía
31 de 46
Comparte la fotografía
32 de 46
Comparte la fotografía
33 de 46
Comparte la fotografía
34 de 46
Comparte la fotografía
35 de 46
Comparte la fotografía
36 de 46
Comparte la fotografía
37 de 46
Comparte la fotografía
38 de 46
Comparte la fotografía
39 de 46
Comparte la fotografía
40 de 46
Comparte la fotografía
41 de 46
Comparte la fotografía
42 de 46
Comparte la fotografía
43 de 46
Comparte la fotografía
44 de 46
Comparte la fotografía
45 de 46
Comparte la fotografía

El Rey vivió su jornada más especial desde que participa en la Copa Mapfre de Vela que lleva su nombre en Palma de Mallorca, con la visita de su mujer, Doña Letizia, y de las hijas del matrimonio, la princesa Leonor y la infanta Sofía de Borbón, que han arropado al monarca en la última fecha de la competición.

Doña Letizia y sus hijas no dejaron pasar la oportunidad de conocer de primera mano cómo es el día a día del Rey como regatista en alta mar. Dos años ha habido que esperar para poder volver a ver a la Reina visitando de nuevo el Real Club Naútico de Mallorca. La familia llegó en un monovolumen conducido por ella misma y del que se bajaron sus hijas con gafas de sol, que enseguida dejarían de lucir ante la presencia de las cámaras. A la entrada de la familia real al RCN fueron recibidos por el presidente del Club, Javier Sanz, y el vicepresidente, Emerico Fuster.

Felipe VI lució su clásico polo blanco deportivo de regatista, ya que justo después de visitar las instalaciones con su familia se uniría al resto de la tripulación. Por su parte, la nota llamativa la puso una vez más Doña Letizia, que vistió un pantalón blanco, sandalias de tacón y una camiseta negra decorada con las letras que formaban el apellido del conocido escritor Franz Kafka. Se trata de un diseño del poeta y artista madrileño Eduardo Scala para la Editorial Delirio.

En cuanto a las pequeñas, ambas fueron con pantalones cortos blancos y blusones, con un estampado de flores en el caso de Leonor y calado en tono claro en el de Sofía. Una de las imágenes de la jornada fue la de Felipe VI ayudando a subir a sus hijas a bordo del Aifos, donde les enseñó todos los detalles y secretos de la embarcación que capitanea con maestría su padre. Doña Letizia cerró la visita al Real Club Naútico después de media hora y tanto ella como su marido pusieron el broche con un beso de despedida que, como no podía ser de otra manera, centró la atención de todos los flashes.  

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios