Logo El Confidencial

El vestido de Erdem y otros 8 errores estilísticos de Kate Middleton

  • Pantalla completa
Su último desacierto
1 de 10
Comparte la fotografía

Su último desacierto

Para una cena de gala en Estocolmo, Kate estrenó un vestido realizado en seda color mostaza con estampado floral de inspiración oriental. Se trata de un diseño de Erdem algo recargado, tanto por la tela como por el cuello con frunces, las mangas campana, el dobladillo en el bajo y otros cientos de pequeños detalles. Sin duda una mala elección.

Otro Erdem poco favorecedor
2 de 10
Comparte la fotografía

Otro Erdem poco favorecedor

La esposa del príncipe Guillermo estrenó un vestido floreado de la firma Erdem en la cena de gala de la asociación 100 Women in Hedge Funds que le valió varias críticas. Y es que el diseño no convenció. Aparte de que el estampado ya era difícil de mirar, el frunce en la parte inferior de la falda acababa de rematar este estilismo. Por si eso fuera poco, el vestido tenía unas costuras extrañas en la zona del pecho.

Un vestido sin gracia
3 de 10
Comparte la fotografía

Un vestido sin gracia

Durante una visita a la estación de Paddington (donde la vimos bailando con el famoso osito), Kate estrenó este vestido de Orla Kiely en color rosa palo con flores incrustadas, ribete negro en el cuello y cinturón con lacito... No nos parece una buena elección para la duquesa de Cambridge, ya que le echa años encima. 

Modelito anticuado
4 de 10
Comparte la fotografía

Modelito anticuado

Otro de los pocos looks de la duquesa que no nos convence. El estampado de amapolas de este vestido de Vanesa Seward es anticuado y no tiene ningún tipo de gracia. Tampoco los complementos ayudaron a levantar este look que Kate llevó en una fiesta de navidad, 

Los bolsillos sin sentido
5 de 10
Comparte la fotografía

Los bolsillos sin sentido

Este vestido que Kate llevó en su tour por la India no nos parecería tan desafortunado si no fuera por esos dos falsos bolsillos en la zona de los pechos que no aportan nada; es más, lo convierten en un diseño algo extraño. Lo firma Emilia Wickstead. 

Homenaje a Lady Di
6 de 10
Comparte la fotografía

Homenaje a Lady Di

En la inauguración del White Garden, un jardín dedicado a Lady Di, Kate estrenó este vestido de Prada con el que quiso homenajear a su suegra, pues ella tenía uno muy parecido. Quizás en la época de los 80 estos estampados funcionaban, ahora está claro que no. Además, le quedaba enorme en la zona del pecho.

Cuidado con los estampados
7 de 10
Comparte la fotografía

Cuidado con los estampados

La esposa de Guillermo es muy fan de los estampados, pero hay que tener cuidado con ellos. Este, de Tabitha Webb, inspirado en el cielo -con estrellas y nubes- nos parece poco favorecedor. Suerte que no lo ha vuelto a lucir... al menos de momento. 

Demasiado corta
8 de 10
Comparte la fotografía

Demasiado corta

La duquesa suele confiar en vestidos por debajo de la rodilla o largo midi, pero en alguna ocasión ha querido presumir de piernas con minifalda, obteniendo un resultado no demasiado bueno. Aquí la vemos con una falda azul por encima de la rodilla que combinó con chaqueta a juego, salones de ante y medias... No es su mejor look.

El riesgo del encaje
9 de 10
Comparte la fotografía

El riesgo del encaje

El encaje es un tejido muy utilizado por la duquesa de Cambridge y le ha dado numerosos looks de 10. Sin embargo, hay que tener cuidado, pues en ocasiones puede ser un enemigo, como vemos con este vestido de Temperley London nada favorecedor, sobre todo en la zona de las mangas y la falda. 

Los duques de Cambridge se encuentran realizando una minigira por Suecia y Noruega. Durante su primera noche en Estocolmo, en una cena de gala celebrada en la embajada británica, Kate Middleton sorprendió (y no precisamente para bien) estrenando un vestido largo en seda color mostaza con estampado floral de inspiración oriental. Es una creación de Erdem, una de sus firmas favoritas, y su precio es de 2.000 euros. 

[Lea aquí: Kate Middleton y sus 2.000 € peor invertidos en una noche de looks poco acertados]

Se trata de un diseño algo recargado para Kate, tanto por la tela como por el cuello con frunces, las mangas campana, el dobladillo en el bajo y otros cientos de pequeños detalles. No es la primera ocasión en la que la duquesa se decanta por un vestido de Erdem y no obtiene un buen resultado. Muy comentado (y criticado) fue el que estrenó en la cena de gala de la asociación 100 Women in Hedge.

La esposa del príncipe Guillermo es una de las damas más admiradas en cuestiones de moda alrededor del mundo. Su estilo es imitado por muchas personas; sin embargo, como cualquier humano comete errores (aunque muy pocos, eso hay que reconocerlo). En Vanitatis elegimos los 9 peores looks de la duquesa de Cambridge desde su boda en 2011. Hay que tener en cuenta que para gustos colores y que esta selección es totalmente subjetiva. 

 
Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios