Logo El Confidencial

La versión más caprichosa de Rihanna (y tenemos las pruebas) visita Madrid

  • Pantalla completa
1 de 18
Comparte la fotografía

2 de 18
Comparte la fotografía

3 de 18
Comparte la fotografía

4 de 18
Comparte la fotografía

5 de 18
Comparte la fotografía

6 de 18
Comparte la fotografía

7 de 18
Comparte la fotografía

8 de 18
Comparte la fotografía

9 de 18
Comparte la fotografía

10 de 18
Comparte la fotografía

Rihanna durante su llegada a Madrid. (VA)
11 de 18
Comparte la fotografía

Rihanna durante su llegada a Madrid. (VA)

12 de 18
Comparte la fotografía

13 de 18
Comparte la fotografía

14 de 18
Comparte la fotografía

15 de 18
Comparte la fotografía

16 de 18
Comparte la fotografía

17 de 18
Comparte la fotografía

Caprichos de diva. Rihanna ha vuelto a demostrar que las estrellas de verdad se pueden permitir el lujo de ser volubles y hacer de su vida un rosario de antojos. La diva ha estado estos días en Madrid y el recuerdo que ha dejado no es muy grato. La preparación para su entrada estelar, durante el día anterior, fue ardua, desde luego. Tal y como muestran las imágenes exclusivas a las que ha tenido acceso Vanitatis, Rihanna llegó a Madrid el viernes con una impresionante comitiva y se alojó en una suite del hotel Villa Magna, con un precio base de 1.200 euros por noche.

La cantante era la encargada de presentar su línea de maquillaje que ha adquirido en España Sephora, Fenty Beauty, y para ello se organizó un impresionante evento en los Cines Callao el sábado por la noche. Para tenerlo todo listo, Rihanna llegó una noche antes al hotel Villa Magna y casi de tapadillo, por la puerta del garaje. Su equipaje era, desde luego, digno de una reina. Hasta once maletas fueron colocadas en la puerta del hotel para que los botones lo subieran todo en carros. El tamaño del equipaje también era lo suficientemente grande como para mover un imperio. Además, la intérprete llevó una corte de asistentes personales y miembros de seguridad.

Una vez llegado el evento, el Ayuntamiento de Madrid también puso su granito de arena para que la estrella no fuese privada de nada, ya que hubo que echar mano de la Policía Municipal para evitar incidentes en la plaza de Callao. También se dispuso un corte de tráfico en la subida de la Gran Vía, lo cual provocó un enorme caos en la circulación. Rihanna llegó una hora tarde y enfadó a algunos de los reporteros gráficos, que la habían estado esperando durante cinco horas. Y contrariamente a lo que se ha dicho, se paró a saludar a sus fans durante casi 20 minutos, se hizo fotos con ellos y firmó bastantes autógrafos. Parte del retraso, de hecho, se debió al enorme atasco que presentaba la arteria principal del centro de Madrid.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios