Logo El Confidencial

De Dubái a Brooklyn, la moda te lleva de viaje

  • Pantalla completa
En Dubái...
1 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Este hotel es un barco, pero no uno cualquiera sino un 'dhow', el típico árabe de velamen triangular. En los emiratos aman las réplicas. Listo para salir a navegar. Por los mares del placer y el lujo. Es el Burj Al Arab.
En Dubái...
2 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

En la planta séptima del Burj Al Arab y a 200 metros de altura está el Skyview, un bar, así a secas. Una panorámica excepcional del Golfo Pérsico. El mundo a tus pies.
En Dubái...
3 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Marinetti podría haber sentado las bases del futurismo justo aquí. Tomando una copa (a precio de escándalo) en el bar con nombre de tierra prometida, Skyview.
En Dubái...
4 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Un restaurante galáctico dentro de un barco que emprende un viaje al futuro y es una réplica de una embarcación del pasado. No se le podía pedir más al Burj Al Arab. Ni menos. Es el típico esplendor dubaití. El cielo encorsetado.
En Dubái...
5 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

La tradición arábiga estaba ahí. En el fondo de tanta parafernalia y tanto culto a la extravagancia y la 'sin medida'. Aún no hemos salido del Burj Al Arab: este es uno de sus rincones.
En Dubái...
6 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

¿Sobriedad?¿Contención? ¿Minimalismo? No existen en el emirato árabe. Aquí todo es lujo, lujo y lujo. El juego clásico elevado al infinito de 'a ver quién puede más'. Y también entre vecinos.
En Dubái...
7 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Cada habitación tiene su jacuzzi y sus vistas. No olvidamos que estamos dentro de un barco. Y que esto es la tierra prometida de magnates y celebridades. Ah, y de Karl Lagerfeld, que está levantando aquí su imperio.
En Dubái...
8 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Estamos en el restaurante más alto del mundo. En el At.mosphere del Burj Khalifa. Por supuesto, la torre que más rasca los cielos. Desperezándose con sus 828 metros y 163 plantas.
En Dubái...
9 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Un bar para el remake de 'Vértigo', de Hitchcock. En medio del mar y del desierto se alza el bar menos underground del planeta, el At.mosphere.
En Dubái...
10 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Todo lo que parecía imposible está aquí. Este platillo volante con estación espacial en el mar es el bar 360º del hotel Jumeirah Beach. Dicen que uno de los mejores bares del mundo. Desde luego, no es el de la esquina.
En Dubái...
11 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Si es uno de los mejores bares del mundo, pasemos. Las vistas, 360 grados a nuestro alrededor.
En Dubái...
12 de 37
Comparte la fotografía

En Dubái...

Ya estamos dentro. Era como nos imaginábamos. Muy Dubái. Muy 'Guiness de los récords'. ¿Andará Lagerfeld por aquí?
En Dubai...
13 de 37
Comparte la fotografía

En Dubai...

No lo parece, pero también es Dubái. El otro Dubái, el de los pies en la tierra. Esta terraza, además, pertenece al Marta's Workshop, el restaurante-laboratorio de la española Marta Yanci, que es uno de los preferidos de los más sibaritas de los sibaritas. Cocina experimental, nunca la misma, y mesas atendidas por la propia chef. El triunfo sin excesos.
En Mónaco...
14 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Aún no hemos llegado al Principado. Estamos en la Costa Azul. Hemos divisado a lo lejos el Gran Hotel Cap Ferrat, entre Niza y Mónaco.
En Mónaco...
15 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Un palacio en medio de un bosque mediterráneo y curtido por la brisa de la Costa Azul. O sea, todo glamour e historia del glamour.
En Mónaco...
16 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

El Gran Hotel Cap Ferrat por dentro.
En Mónaco...
17 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

El Cap Ferrat tiene piscina, spa y terraza. Todo sobre el mar azul.
En Mónaco...
18 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Ahora sí hemos llegado a Mónaco. Este es el Hotel París, uno de los grandes 'multiestrellas' de este miniestado. En la plaza del Casino y con vistas al mar. Además, le sobra historia y chic.
En Mónaco...
19 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Se tenía que llamar París y derrochar elegancia de esta manera. En pleno Montecarlo, que es refugio de ricos y famosos.
En Mónaco...
20 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

El versallesco Luis XV es solo uno de los restaurantes que el archifamoso chef Alain Ducasse tiene alojados en el Hotel de París.
En Mónaco...
21 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Aquí los 'cinco estrellas' son familia numerosa. Este es el Hotel Metropole, también en Montecarlo, que no es la capital de Mónaco, sino su distrito más renombrado. Solo Mónaco podía ser capital de sí mismo.
En Mónaco...
22 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Elige la habitación que más te guste dentro del Metropole. ¿Qué tal esta en dorado y vino?
En Mónaco...
23 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

¿O prefieres esta en azul Niza?
En Mónaco...
24 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Para querer, siempre te quedará el verde.
En Mónaco...
25 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

El Hotel Hermitage, de 1900, con acceso a la playa del Montecarlo Beach Club.
En Mónaco...
26 de 37
Comparte la fotografía

En Mónaco...

Si entras al Montecarlo Beach Club, abierto ya por temporada, no te despistes. Tal vez te cruces a algún Grimaldi o al clan en pleno. O incluso a Nicolas Ghesquière. Y puede que hasta creas ver a la propia Grace, ahora que su vida está en cartelera. Y Cannes tan cerca.
En Brooklyn...
27 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

Nada menos que debajo del puente se encuentra este restaurante superlujoso que es carne de turistas, famosos y millonarios, y también de locos amantes de lo neoyorquino con lo bolsillos llenos. De pronto, te has acordado de Woody Allen. Junto al River Cafe.
En Brooklyn...
28 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

Sirven caviar y otras exquisitices. Como guinda a su lujo ribereño, el postre: el Chocolate Brooklyn Bridge. Una réplica del puente de Brooklyn para chuparse los dedos mientras se recorre el perfil del skyline.
En Brooklyn...
29 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

En el corazón de Williamsburg se alza el Wythe Hotel, el ejemplo máximo de la reconversión. El ladrillo de fábrica levanta las cuatro paredes de un hotel al que aman los hipsters. Por underground y moderno.
En Brooklyn...
30 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

Dormir con el skyline neoyorquino de horizonte no es dormir, es soñar. El Wythe tiene estas cosas y otras. Su espíritu posindustrial pasado por la contracultura.
En Brooklyn...
31 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

Dentro, muy dentro, del Wythe se cuidan los detalles. Fuera, muy fuera, en todo Brooklyn, la multitud aguarda la última transgresión, la modernez más insolente, el mejor agravio comparativo.
En Brooklyn...
32 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

Dior ha recalado en Brooklyn, porque Brooklyn es ahora el paraíso de lo excepcional, allí donde hierven las ideas. Hasta la modelo Cameron Russell ha montado aquí su campamento base. Para dar alas a la expresión artística y las minorías. El Whyhe lo lleva dentro.
En Brooklyn...
33 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

En el bar del hotel Wythe echan el ancla artistas urbanos, nuevos poetas, minorías por fin ubicadas y creadores de la posvanguardia.
En Brooklyn...
34 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

El restaurante y bar Dockland abandera la cocina del nuevo Brooklyn: orgánica, fresca y local. Está especializado en pequeños platos de marisco. Por supuesto, criado en libertad.
En Brooklyn...
35 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

No hablaremos de ningún flea market esta vez, sino de una tienda que es un templo del vintage y de la modernidad ampliada: Beacon's Closet. Si existe lo que buscas, está aquí.
En Brooklyn...
36 de 37
Comparte la fotografía

En Brooklyn...

Esta foto publicitaria de Beacon's Closet habla a gritos de lo que es el almacén. Ni un outlet ni ropa de temporada. Aquí lo que hay es lo que no te esperas. (Foto: Anna Bloda).
Aprovechamos que los grandes de la moda llevan sus colecciones de 'crucero' para ver mundo. Y, además, lo hacemos a todo lujo. Como manda la ocasión. Como le gusta a Karl Lagerfeld. A lo grande. Con permiso de Raf Simons, de Dior, y de Nicolas Ghesquière, de Louis Vuitton. Los otros anfitriones. Con ellos recorremos Dubái, Brooklyn y Mónaco. La maleta se la pedimos prestada a LV. Llevamos en la memoria a Coco Chanel.
Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios