Logo El Confidencial

De Chayo Mohedano a Lara Dibildos: las mejor y peor vestidas de la boda de Rocío Carrasco

  • Pantalla completa
Lara Dibildos
1 de 11
Comparte la fotografía

Lara Dibildos

Precioso color. Y ya está. Ni por delante ni por detrás le favorece: falta armazón en el vestido, que parece irse desmoronando a medida que Lara camina. ¿Es posible que no sea su talla? 

Chayo Mohedano
2 de 11
Comparte la fotografía

Chayo Mohedano

Digamos aquello de ‘por una vez y sin que sirva de precedente’: le vamos a dar un Sí a Chayo porque, oh milagros de la vida, este vestido le sienta muy bien. El fucsia anima su mirada, el escote corazón no le saca mollas por ningún lado y hasta el frunce con pedrería le queda bien. Creemos que ha adelgazado, porque en esta imagen no hay Photoshop. No todo puede ser perfecto: ese vestido pedía un moño. 
Carmen Janeiro
3 de 11
Comparte la fotografía

Carmen Janeiro

Hubo un tiempo en que Rocío Carrasco y Carmen Janeiro soñaron con ser modelos e hicieron sus pinitos sobre la pasarela. Ninguna de las dos llegó a nada, lo que son las cosas. Ahora Carmen va a la boda de Rocío y, aunque mantiene la percha, no acierta en la elección de su estilismo. El color le favorece y el escote asimétrico también (sigue teniendo buenos hombros), pero esa escarapela cual tuna no pinta nada ahí, la tripilla asoma y la abertura de la falda es demasiado pronunciada. 
Belinda Alonso
4 de 11
Comparte la fotografía

Belinda Alonso

No sabemos si el 'dress code' de la boda exigía o no traje largo para las damas. El caso es que la pareja de Ángel Nieto opta por el corto y va guapa. Un color aguamarina ideal para un vestido ceñido, con escote en uve y reminiscencias de años 20. Pelín 'hippie' también en el pelo, pero guapa.
Cristina Vicente
5 de 11
Comparte la fotografía

Cristina Vicente

Nos gusta la elección y cómo le queda este vestido en color hueso con incrustaciones en plata y escote lágrima. Moderno, juvenil, divertido. Sin pretensiones. Bonita pulsera también. ¿Un pero? Quizás un peinado más trabajado.
Alba Carrillo
6 de 11
Comparte la fotografía

Alba Carrillo

Esas extensiones de pestañas tan artificiales son el único 'pero' que podemos ponerle a Alba Carrillo. Maquillaje 'nude', discreto recogido y un vestido, en principio, prometedor. Cuello desnudo para ceder el protagonismo a los pendientes.
Marta Torné
7 de 11
Comparte la fotografía

Marta Torné

Nos gustaría verla en detalle, pero no tiene mala pinta lo que se intuye mientras va al volante. Escote abierto en vestido color champán con mucha pedrería. Maquillaje suave en el que resalta solo el 'lipstick' y unas bonitas cejas bien perfiladas. Eso sí, imaginamos que se peinaría una vez terminado el viaje.
Sonia González
8 de 11
Comparte la fotografía

Sonia González

Un recogido muy similar al de Alba Carrillo y un maquillaje a juego con el vestido aguamarina (excesivo peso de la máscara, tal vez). Nos gustan los pendientes, el escote barco y no tenemos muy claro dónde acaba la pedrería. Si no abusa de ella en el juego de la cintura, mejor.
Mónica Martínez
9 de 11
Comparte la fotografía

Mónica Martínez

No vemos mucho, pero el maquillaje es acertado (menos sigue siendo más) y el escote en encaje y transparencias puede dar mucho juego. ¿Cómo será la falda? El secretismo nos hace solo imaginar. También en ella esperamos que se peine al llegar al sarao. Pelos de andar por casa y no en el bodorrio del año. 
Las Campos
10 de 11
Comparte la fotografía

Las Campos

La matriarca del clan ha escogido un vestido de raso en color salmón con escote en pico y manga francesa. El dato más curioso de esta creación tiene que ver con las horas de elaboración empleadas para completar el mismo: más de 300 horas para bordar un estampado de pedrería elaborado en canutillo de cristal. Porque, para María Teresa, el menos es más nunca resulta suficiente. 

Una premisa que también ha seguido al dedillo su hija Terelu que ha optado por un diseño en verde con un bordado con flores de seda y cristal sobre tul rematado con un bies frontal que aporta algo de movimiento a un vestido algo demodé.

Por último, Carmen Borrego tampoco ha escatimado en bordados -aunque sí en tela- a la hora de elegir estilismo. Su vestido en raso y seda de color rosa empolvado también cuenta con profusas grecas sobre mangas, escote y cintura. La primogénita de Campos ha jugado con un diseño minifaldero que sorprende con un largo trasero que aporta volumen y frescura al mismo.

Mal que nos pese, poco hemos podido husmear en la indumentaria de los invitados a la boda de Rocío Carrasco y Fidel Albiac. El objetivo era salvaguardar el exclusivón y, para ello, la estrategia consistía en que se filtrara la menor cantidad posible de información. Ni de los contrayentes ni de sus palmeros. Las Campos no entran en el 'pack': ellas también querían rentabilizar la boda y se marcaron un '¡Hola!' como está mandado. Pero el resto de las invitadas debía optar por la modestia y la discreción, así que solo se nos ha permitido vislumbrar de refilón el estilismo de algunas de ellas. 

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios