Logo El Confidencial

Mejor y peor vestidos de la Gala Sida 2016

  • Pantalla completa
1 de 24
Comparte la fotografía

Alejandra Prat y Manuel Alcaraz
2 de 24
Comparte la fotografía

Alejandra Prat y Manuel Alcaraz

Este vestido es un buen ejemplo de cómo arruinar tontamente la imagen de una chica. Porque esa abertura en el costado, innecesaria, hace que pongamos el foco en la tripa de Alejandra. Tampoco el escote de estilo griego es la mejor opción para ella. En cuanto a su marido, nos da la sensación de que el esmoquin es alquilado o prestado: le sobra de todos lados. 
Jesús Vázquez
3 de 24
Comparte la fotografía

Jesús Vázquez

Mucho nos tememos que, con tanta batalla y tanto cuadrilátero televisivo, al final Jesús Vázquez ha sido fagocitado por un presentador de combates de boxeo. Solo así entendemos ese raso tan chillón. Eso sí, guapo... sigue siendo un rato.
Paula Echevarría
4 de 24
Comparte la fotografía

Paula Echevarría

Acierta al apostar por el terciopelo -uno de los 'must' de la gala- y también en ese color azul noche tan elegante. Pero ese momento cheli de mostrar cacha sobra: arruina todo atisbo de 'glamour'. 
Bibiana Fernández
5 de 24
Comparte la fotografía

Bibiana Fernández

A mitad de camino entre la 'negligée' y el pingo, este modelo en rosa chicle nos desconcierta. Muy mal escote para Bibiana y un tejido que nos recuerda al de los disfraces de los chinos. Mala elección, sin duda.
Begoña Villacís
6 de 24
Comparte la fotografía

Begoña Villacís

Qué nostalgia. Es ver el modelo y, de inmediato, viajar al final de los 80, con esas casacas al bies y los primeros 'leggings'. Solo le faltan hombreras y unas buenas mangas farol para hacerle los coros a Mecano.
Mónica Naranjo
7 de 24
Comparte la fotografía

Mónica Naranjo

Llevar un vestido así es muy arriesgado. Solo con que hubiera cerrado unos centímetros más el escote -no necesitamos asomarnos a su ombligo-, Mónica Naranjo habría estado mucho más favorecida. Eso sí, nos gustan su pulsera y sus pendientes. 
Antonia San Juan
8 de 24
Comparte la fotografía

Antonia San Juan

Terciopelo granate y sin florituras. La actriz acata los códigos de vestimenta de la gala, los hace suyos y logra triunfar sobre la alfombra roja gracias a este diseño sobrio y sofisticado que no sobrecargó ni con las joyas ni con el peinado. 
Miguel Poveda
9 de 24
Comparte la fotografía

Miguel Poveda

Agradecemos no verle en esta ocasión los tobillos, pero lamentamos el empleo de esos calcetines brillosos a juego con la chaqueta. Una chaqueta de esmoquin que, por cierto, le queda estrecha y se pega de tortas con esos pantalones pesqueros. 
Albert Rivera y Beatriz Tajuelo
10 de 24
Comparte la fotografía

Albert Rivera y Beatriz Tajuelo

Código negro para la novia del líder de Ciudadanos. Un vestido con juego de transparencias y falda con forma de campana con el que estaba sobria y correcta. Los detalles dorados de colgante, el ‘clutch’ y los zapatos otorgaban al conjunto ciertos aires chic. Su novio, sin embargo, hizo del esmoquin su apuesta ganadora. Y, claro está. venció. 
Ariadne Artiles
11 de 24
Comparte la fotografía

Ariadne Artiles

Juego de estampados ‘animal print’ (se vislumbra el de cebra y el de leopardo) para un conjunto de manga larga y escote cerrado cuya única ventilación se sucede en la espalda. Artiles, mujer de anatomía excelsa, sabe cómo sacar su lado más 'sexy' frente a los fotógrafos. Y este conjunto, además de la elección de peinado y joyas, merece un reconocimiento. 
Belén Rueda
12 de 24
Comparte la fotografía

Belén Rueda

Si algo tiene la actriz, es que siempre va correcta. Y aunque nos parece más de lo mismo, no se le puede poner ninguna pega a este conjunto en terciopelo negro de escote Bardot y gran abertura delantera. Belén sabe cómo poner una pica en ‘fashion’. Gracias. 
Carles Puyol y Vanesa Lorenzo
13 de 24
Comparte la fotografía

Carles Puyol y Vanesa Lorenzo

‘Una boda en la playa’. Este podría ser el título de esta instantánea. Una fotografía donde no faltan los aires ‘boho’ en ella y lo impecable del patrón del traje de él. Y eso que Lorenzo ha tenido a bien enseñarle a los parroquianos el color de su ropa interior. Con todo, la corrección manda en este vestido de gasa con bordados geométricos. 
Clara Lago
14 de 24
Comparte la fotografía

Clara Lago

Gusta de vestir sobre seguro. Y sabe que trenza, collar barroco y vestido de escote desigual son una apuesta ganadora. El color vino es una tonalidad apta para la noche y la elección de zapatos y cartera de mano es más que acertada. El maquillaje efecto ‘no makeup’ la llevó a estar atinada para la ceremonia. 
James Costos y Michael Smith
15 de 24
Comparte la fotografía

James Costos y Michael Smith

El embajador de Estados Unidos en España parece sacado de la película ‘Un hombre soltero’ (de Tom Ford). Sus trajes, siempre a medida, le sientan como un guante. Su marido también gusta de pisar las alfombras rojas con conjuntos ‘made to measure’. Algo que nos apena profundamente ya que con la marcha de Obama de la Casa Blanca, ellos y su excelente gusto por el buen vestir tendrán que abandonar la legación estadounidense en España. 
Jesús Castro
16 de 24
Comparte la fotografía

Jesús Castro

Es guapo a rabiar y a medida que se machaca en el gimnasio, aumenta su excepcional gusto por la moda. Sabe adaptarse a los cánones clásicos del dandismo, pero dándole un giro. Y con este conjunto de Armani, el (ya no tan) niño se hace mayor y logra convertirse en uno de los hombres más elegantes de la ceremonia. 
Maxi Iglesias
17 de 24
Comparte la fotografía

Maxi Iglesias

Rotundo y sin aspavientos. Hace suya la tradición sartorial y nos demuestra, como en el caso de Jesús Castro, que las cenas de gala están hechas para él. Vestía de Massimo Dutti. Un esmoquin en azul noche que le quedaba como un guante. Un actor que también nos demostró que hacerse mayor tiene premio: el de ser otro de los más elegantes de la velada. 
Mónica Cruz
18 de 24
Comparte la fotografía

Mónica Cruz

El negro es la elección más acertada para ceremonias de este tipo. Y esta vez la actriz nos ha demostrado que gracias a este diseño de Armani en terciopelo y con escote desigual estaba tan radiante como elegante. Un conjunto perfecto que supo aderezar con maestría gracias a ese brazalete, cartera de mano y pendientes de aires chinescos. Gracias, Mónica. 
Vanesa Romero
19 de 24
Comparte la fotografía

Vanesa Romero

Parecía sacada de un anuncio de Dolce and Gabbana. Discreta y radiante. Tanta belleza y gusto, asumámoslo, nos han dejado helados. Solo nos cabe mirar esta imagen y aplaudir este vestido de escote redondo y mangas farol que es todo un acierto. La elección de joyas y complementos son la nota exacta para demostrarnos que el menos siempre es más. 
Genoveva Casanova
20 de 24
Comparte la fotografía

Genoveva Casanova

Un vestido en blanco y negro deviene en caballo ganador. Y con este conjunto en blanco con topos negros y lazada en la cintura le da el aspecto ‘lady’ tan necesario en este tipo de galas. Genoveva se erigió así en una de las más elegantes de la noche. 
Rossy de Palma
21 de 24
Comparte la fotografía

Rossy de Palma

La miro y espero el momento de que se eche a volar y salga por la ventana del torreón. Un torreón gótico, claro está. Capa, lazada, rejilla, guantes vamp... Por favor, Rossy, deja algo para Morticia.
Vicky Martín Berrocal
22 de 24
Comparte la fotografía

Vicky Martín Berrocal

Nos sorprende este estilismo en Vicky, que habitualmente apuesta por los looks raciales. Este juego de tejidos no favorece a mujeres grandes como ella, y la abertura tan alta deja a la vista más pierna de la justa y necesaria.  
Álvaro Cervantes
23 de 24
Comparte la fotografía

Álvaro Cervantes

Sí, en el caso del actor, el hábito hace al monje gracias a este esmoquin que le sentaba como un guante. Impecable en las hechuras e impoluto el largo de la camisa cuyos puños, por fortuna, abrochó con gemelos. El anillo (suponemos) será la reminiscencia de haber dado vida en la pequeña pantalla al rey Carlos V. Aunque es pura tendencia. 

Mucho relumbrón en la Gala del Sida 2016, sobre cuya alfombra roja pudimos ver al famoseo patrio en su versión solidaria. ¿Qué balance hacemos? Positivo: por una vez, los invitados masculinos entendieron el 'dress code' y dejaron en casa pantalones rotos, deportivas y cazadoras moteras. En cuanto a ellas, mucho terciopelo -el tejido de los eventos invernales- y, en general, estilismos poco arriesgados pero correctos.

Pese a que la nota general tiró más al notable que al aprobado, hemos entresacado unos cuantos estilismos chirriantes que nos han hecho sonreír. No todo iba a ser 'glamour'

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios