Logo El Confidencial

Los estilismos ciclotímicos de Jennifer López: la estrella que es capaz de lo mejor y lo peor

  • Pantalla completa
1 de 34
Comparte la fotografía
Jennifer López en estado de gracia: con este maravilloso Valentino que le sienta como un guante y que adereza con una media melena de reminiscencias del viejo Hollywood y un maquillaje perfecto que se basa en unos labios color vino. Sin joyas en el cuello y sin estridencias. ¡De 10!
2 de 34
Comparte la fotografía
Zuhair Murad es una de sus debilidades. Y aunque el diseñador libanés tiene creaciones fantásticas, Jennifer suele decantarse por las más excesivas: llenas de encajes, volantes y transparencias, como este vestido azul bebé.
3 de 34
Comparte la fotografía
De la colección de otoño de Blumarine, este vestido con falda de vuelo lo lució en una de sus apariciones en 'American Idol'. La coleta tirante en lo alto de la coronilla rebaja el efecto, pero sigue siendo una buena elección.
4 de 34
Comparte la fotografía
Encajes, agujeros estratégicos para enseñar canalillo y pantalones con una ligera campana: un desacierto total para alguien de la altura de Jennifer López por mucho que lo firme Zuhair Murad.
5 de 34
Comparte la fotografía
Un 'total look' en blanco roto muy difícil de llevar. Camisa, pantalones de talle alto, zapatos y abrigo con un elemento en común: los botones dorados militares. Y, contra todo pronóstico, consigue hacerlo con nota.
6 de 34
Comparte la fotografía
La firma del diseñador no exime de la culpa. Por mucho que el conjunto sea de Valentino, Jennifer tiene demasiadas curvas para que pase desapercibido. Básicamente, porque eso es lo que pretende, centrar la atención en sí misma. Pero enseña demasiado 'muslamen' para que resulte elegante.
7 de 34
Comparte la fotografía
Curiosamente, este conjunto pertenece a su propia colección para los grandes almacenes norteamericanos Kolh's. Y aunque otra vez lleva unos pantalones muy cortos, estos no se adhieren tanto a las caderas como los anteriores y el resultado es mucho mejor.
8 de 34
Comparte la fotografía
De acuerdo, tiene cuerpazo para lucir este modelito de House of CB. Pero no debería. Porque tiene que demostrar que le sobra clase para ponerse a la altura de las divas musicales de ahora. El moñito alto sobre melena suelta tampoco ayuda.
9 de 34
Comparte la fotografía
Perfecto, a pesar del moño. Es un conjunto de top y falda de brocado verde con volumen estilo años 50 de Christian Siriano. Los zapatos puntiagudos rematan el 'look', que, en nuestra opinión, es soberbio, a pesar de la cadena en el tobillo.
10 de 34
Comparte la fotografía
Otra vez volvemos a la obsesión por lucir pierna. Sí, las tiene muy bien torneadas, no estamos diciendo que le siente mal, simplemente aducimos que la falda es un pelín demasiado corta para que el vestido mantenga la compostura. Es de Nicolas Jebran.
11 de 34
Comparte la fotografía
Atrevido y elegante este conjunto en negro total con top de Milly, pantalones de Paule Ka y abrigo de Noon by Noon.
12 de 34
Comparte la fotografía
¡Un horror! Se mire por donde se mire. Por mucho que su amiga Donatella, que posa a su lado igual de ridícula, lo haya hecho a su medida en su Atelier Versace para la gala de MET que hacía honor a la tradición fashionista de China.
13 de 34
Comparte la fotografía
Un 'look' blanco y negro normal y equilibrado: estupendo con sandalias y el pelo suelto.
14 de 34
Comparte la fotografía
Otra vez Zuhair Murad y de nuevo demasiado encaje, muchas aberturas que se evidencian en las transparencias y el pelo demasiado tirante.
15 de 34
Comparte la fotografía
El mono vaquero ajustado es difícil de llevar. Más aún este que parece un mono de trabajo del taller de coches de la esquina. Y, sin embargo, el resultado es juvenil y diferente, gracias, en parte, a las zapatillas con cuña y pedrería de Giuseppe Zanotti.
16 de 34
Comparte la fotografía
El problema es que Jennifer no puede resistirse a lucir piel. Y en las últimas ocasiones lo hace con modelitos con transparencias totales que rebajan la categoría de su aparición. Este vestido de Charbel Zoe, que no sabes si es un disfraz de Sirenita o un intento de aparecer de entre las aguas sobre una concha como la venus de Botticelli, es horripilante lo mires por donde lo mires.
17 de 34
Comparte la fotografía
Los 'looks' de top y falda le sientan francamente bien, aunque repita moño alto. El top dorado de pedrería y abalorios Naeem Khan y la falda es de Alice & Olivia. Los tacones con plataformas anudados al tobillo son un plus.
18 de 34
Comparte la fotografía
Jennifer se presentó de esta guisa a su 46 cumpleaños. De nuevo tenemos que reconocer que cuenta con el cuerpazo para lucir algo así. Pero, por favor: ¿quién va sin bragas a su fiesta de cumpleaños? ¿Y tuvo la sangre fría de invitar a su madre? ¿De verdad? El vestido es de Bao Tranchi.
19 de 34
Comparte la fotografía
En este caso lo hemos dudado y casi lo pasamos a la lista del no, pero este vestido de David Koma es sexy sin ser exagerado, y tampoco queremos convertirla en una monja de clausura.
20 de 34
Comparte la fotografía
Encaje, pantalones, cinturón y capa. ¡En blanco! Con uñas gueto y pelo engominado. Era misión imposible, aunque lo firme Zuhair Murad.
21 de 34
Comparte la fotografía
Un ejemplo de cómo lucir tipo, el trasero que te ha hecho famosa, la coleta que tanto te gusta, pero en versión elegante, y salir airosa.
22 de 34
Comparte la fotografía
'Culottes' y encaje: es un no rotundo.
23 de 34
Comparte la fotografía
Un ejemplo de cómo pasa del cielo al infierno: este Elie Saab en tonos 'nude' que llevó a la ceremonia de los Óscar este año es una maravilla.
24 de 34
Comparte la fotografía
Y pocas horas después decidió cambiarlo por este Zuhair Murad Couture con el que no deja nada a la imaginación para acudir a la fiesta que Vanity Fair hace tradicionalmente para honrar a los ganadores de la noche.
25 de 34
Comparte la fotografía
Un 'look' de set de rodaje de la serie policiaca que estrena este otoño, 'Shades of Blue', y que merece la pena ser reseñado. El traje de chaqueta relajado y los botines son una combinación ganadora.
26 de 34
Comparte la fotografía
Nos da igual que sea un conjunto de top y pantalón de Emmanuel Ungaro. El 'print' animal merece más respeto y un pelo menos ochentero.
27 de 34
Comparte la fotografía
Espectacular con este vestido rojo de Preen, ese maquillaje que hace su mirada más profunda y felina, y esa coleta baja.
28 de 34
Comparte la fotografía
Este Reem Acra que ajusta su trasero, cruza por delante y deja al descubierto el vientre de la cantante-actriz es un sinsentido.
29 de 34
Comparte la fotografía
Sin embargo, este Gucci Première con escote hasta el ombligo sí es una pieza de alfombra roja factible y sexy.
30 de 34
Comparte la fotografía
Demasiado corto este Versus Versace, demasiadas joyas en las manos y sobran los aros de medio kilo de oro en las orejas. Solo se salvan las sandalias de Giuseppe Zanotti.
31 de 34
Comparte la fotografía
Elegantísima con este abrigo de Andrew Gn.
32 de 34
Comparte la fotografía
Sí, es un Elie Saab, pero da igual. Con este mono corto vuelve a las andadas y es un clarísimo no.
33 de 34
Comparte la fotografía
El conjunto en rosa palo de Solace London, una firma británica que se ha convertido en el nuevo descubrimiento de las 'celebrities', es una delicia. En joyas se limitó a anillos de diamantes en los dedos (sobraban unos cuantos).

Tendrá un sistema de código de barras para organizar los looks en sus apariciones públicas, pero lo que realmente debería pedirle el mundo de la moda (y el sentido común) a Jennifer López es que instale un detector de horteradas y chonismos en las puertas de su armario, para que alguien le diga cuándo va hecha un cuadro y cuándo está estupenda.

Sí, ya sabemos que esos aparatos no existen, pero quizá con que alguno de los innumerables asalariados que tiene en su séquito se atreviera a decirle lo que realmente piensa de su elección de vestido, valdría. Porque con la López se produce un curioso fenómeno: luce estilismos fantásticos, dignos de las mejores alfombras rojas, y acto seguido, se empeña en recordar al mundo que la primera en sentirse orgullosa de su trasero fue ella, se le va la pinza estilística y se presenta semidesnuda y ridícula a una entrega de premios. O se saca de la manga un vestido con la cola más estúpida que el que lució Rihanna en la gala de MET para arruinarle la fiesta a los concursantes de American Idol. A las pruebas nos remitimos. He aquí 25 looks que demuestran que la estrella es capaz de lo mejor y lo peor.

Moda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios