Logo El Confidencial

Las diez mejores bañeras rurales de España

  • Pantalla completa
Diez bañeras con encanto
1 de 14
Comparte la fotografía

Diez bañeras con encanto

Hay hoteles en los que lo más importante de estar es 'no hacer nada'. Alojamientos con tanto encanto que resulta difícil salir a la calle porque dentro cuentan con las delicias necesarias para desconectar durante unos días. En algunos de ellos la claves para lograr el relax más absoluto es tomar un baño, ya sea con velas, en un entorno increíble, bajo las estrellas, junto a la cama... Porque no hay nada más romántico ni más relajante que sentir cómo la mente se despeja y el cuerpo se libera en agua caliente cuando el frío arrecia fuera. Descubrimos las diez bañeras más apetecibles de nuestro país, a través de los hoteles rurales de Rusticae.
Luz, estilo y tradición en una antigua masía
2 de 14
Comparte la fotografía

Luz, estilo y tradición en una antigua masía

La Garriga de Castelladral (Barcelona) es una gran masía rodeada de bosques y de naturaleza que permite evadirnos de la ciudad y gozar de la tranquilidad y el silencio en un entorno de máxima elegancia. La antiguaalmazara reconvertida en un espacio de descanso y lectura, el antiguo pajar reformado como restaurante, la bodega original, pieza de museo con las viejas barricas y otros innumerables rincones con encanto son algunos de los espacios a descubrir.
Olor a txakoli y vistas al Cantábrico
3 de 14
Comparte la fotografía

Olor a txakoli y vistas al Cantábrico

El Hotel Iturregi (Guipúzcoa) ocupa un caserío de diseño entre viñas y con vistas al Cantábrico de Guipúzcoa y a los suaves montes que envuelven Getaria. Las sensaciones continúan en el interior del hotel Iturregi, y bajo la piel de piedra y los techos de viga vista el diseño campa a sus anchas en habitaciones eclécticas decoradas con un exquisito gusto y al igual que en sus baños vanguardistas.
Con vistas al Cabo de Gata
4 de 14
Comparte la fotografía

Con vistas al Cabo de Gata

A tan solo 5 km. de la playa, en un cerro del Cabo de Gata almeriense, donde el silencio impera, La Almendra y el Gitano han sabido plasmar su gusto por los detalles. Una decoración moderna y elegante viste cada rincón del conjunto de edificios, mientras que las habitaciones, con acceso directo al jardín, están decoradas inspirándose en el nombre que las bautiza.
Bañera a un paso de la cama
5 de 14
Comparte la fotografía

Bañera a un paso de la cama

El hotel Mas Albereda (Barcelona) es una magnífica masía catalana de siete siglos, una casa rural crecida en espacio al ritmo que lo hizo la propia familia Albereda desde 1337. El conjunto arquitectónico, con un peculiar sistema de agua sanitaria y pozo ubicado en una terraza del primer piso, es una preciosa herencia. Las habitaciones, con omnipresencia de la madera en viguería y suelos y de la piedra de esta comarca entre montañas generosas, son cálidas, modernísimas y muy, muy personales.
En el borde de un bosque mediterráneo
6 de 14
Comparte la fotografía

En el borde de un bosque mediterráneo

Entre montes de pino y carrasca, el edificio principal de Consolación (Teruel), de discreta vanguardia, se lleva bien con la ermita del XVI que forma parte del conjunto, reforzando ese espíritu bipolar. Las habitaciones en cubos de madera y cristal que han sido objeto de reportajes en las más prestigiosas revistas de diseño de medio mundo viven para el disfrute del paisaje que las circunda. Todas ellas tienen una cama que sube a un escalón del suelo, una chimenea junto al inmenso ventanal y bañeras de obra encastradas en el suelo.
El hotel de las bañeras
7 de 14
Comparte la fotografía

El hotel de las bañeras

Moure se levanta en pleno casco histórico de Santiago de Compostela, como una propuesta que huye del concepto clásico para proyectar una arquitectura de interiores vanguardista. La creatividad y el diseño predominantes, recrean rincones singulares; ejemplo de esto es la bañera de diseño que se sitúa en el patio exterior de una de sus habitaciones; la bañera en la galería de otra de ellas desde la que se disfrutan vistas de toda la ciudad, o la habitación abuhardillada de cama con dosel contemporáneo y gran bañera adosada a la cama.
Una bañera clásica en el Valle del Jerte
8 de 14
Comparte la fotografía

Una bañera clásica en el Valle del Jerte

En pleno corazón del Valle del Jerte (Cáceres) se levanta el coqueto Hotel Spa Túnel del Hada donde las habitaciones se asoman a las laderas de cerezos. La decoración personalizada consigue transmitir un ambiente íntimo y confortable, conjugando muebles de anticuario y de vanguardia con lámparas de diseño que recrean un ambiente cálido en cada rincón. Exquisita también la decoración de los baños y la preocupación por las soluciones tecnológicas. Los desayunos servidos en una terraza acristalada con vistas al valle son una tarjeta de visita inigualable.
Con paredes y caminos invisibles
9 de 14
Comparte la fotografía

Con paredes y caminos invisibles

A finales del S.XX nació Villa Clementina (Navarra) con la vocación de ser “la casa más hermosa del mundo”. En sus 9 estancias privadas, el equilibrio entre materiales, dimensiones y luz se hace presente de manera sutil y acertada. Cada una, diferente y especial, presentan el eje común de unión entre la zona de dormitorio y la de baño, creando así un camino invisible entre los placeres del baño y del sueño, integrando momentos de descanso y placer sin puertas, ni límites.
Una bañera-refugio con aroma mediterráneo
10 de 14
Comparte la fotografía

Una bañera-refugio con aroma mediterráneo

Rodeado de las hermosas playas de aguas cristalinas típicas de Menorca, el Hotel Alcaufar Vell sorprende por su antigua torre vigía y sus más de 100 hectáreas para pasear. Este hotel con encanto data del siglo XIV y las diferentes ampliaciones efectuadas a lo largo de los siglos la han convertido en una casa señorial de estilo neoclásico. La balaustrada superior y el frontón rematado enmarcan esta sorprendente edificación de piedra caliza, casi blanca, con sus amplios ventanales y contraventanas verdes, que bien recuerdan a los de la 'belle époque'.
Un romántico día de montaña
11 de 14
Comparte la fotografía

Un romántico día de montaña

La bañera de la habitación La Ermita del Hotel Barosse (Huesca) es una puerta a un modo de descanso que no conoces. Sus dos reposacabezas la convierten en una cama para el relax en pareja. El toque romántico lo ponen las velas alrededor y las paredes de pizarra, donde dejar románticos mensajes de amor. En la alto, una ducha con efecto de caída de lluvia te transporta a sensaciones que creías haber olvidado. Además, el hotel prepara cenas personalizadas, rutas por los alrededores y todo con el máximo confort y diseño.
12 de 14
Comparte la fotografía
13 de 14
Comparte la fotografía
Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios