Logo El Confidencial

Este es el 'Top 10' de los yates más caros (y lujosos) del mundo

  • Pantalla completa
Eclipse
1 de 12
Comparte la fotografía

Eclipse

Cuenta con 170 metros de eslora, un escudo antipaparazzi, dos helipuertos, dos piscinas, gimnasio, spa y 24 habitaciones dobles con pantallas de cine. Tiene capacidad para alojar a 62 invitados que tienen a su servicio a 50 miembros de tripulación.
Rising Sun
2 de 12
Comparte la fotografía

Rising Sun

El empresario hollywoodiense David Geffer lo compró por 200 millones de euros el pasado 2011. Durante años ha estado considerado como el yate privado más largo del mundo. Y entre sus prestaciones están sus 82 habitaciones, un gimnasio, una cancha de baloncesto en la cubierta y sala de billar, entre otras, repartidas en 138 metros de eslora.
Azzam
3 de 12
Comparte la fotografía

Azzam

Sus 180 metros de eslora cautivaron al jeque Jalifa bin Zayed al Nahayan que llegó a pagar por él 461 millones de euros. Su suite principal cuenta con un sistema a prueba de explosiones, también dispone de un sistema de defensa antimisiles, dos helipuertos, dos piscinas y, cómo no, un submarino.
A
4 de 12
Comparte la fotografía

A

Philippe Starck fue el encargado de decorar esta nave de 120 metros. Tres piscinas, un helipuerto, 44 cámaras de seguridad y varias discotecas componen el universo de gadgets de esta embarcación. El magnate Andrei Melnichenko lo adquirió por 237 millones.
Serene
5 de 12
Comparte la fotografía

Serene

El multimillonario ruso Yuri Scheffler también se dejó cautivar por las medidas de esta mansión flotante. Tiene 134 metros y capacidad para hospedar a 25 invitados. Además tiene dos helipuertos (uno de ellos convertible en piscina), una biblioteca, un spa y una piscina cubierta. ¿Su precio? 242 millones de euros.
Dubai
6 de 12
Comparte la fotografía

Dubai

Esta embarcación fue adquirida por el primer ministro de Emiratos Árabes Unidos por 220 millones de euros. Tiene capacidad para 24 huéspedes que pueden pernoctar en cualquiera de sus 11 apartamentos vip. Además posee varios teatros, una sala de cine, discoteca, pista de squash y helicóptero.
Dilbar
7 de 12
Comparte la fotografía

Dilbar

Es el yate menos contaminante del mundo. Sus 110 metros de eslora albergan una piscina, un helipuerto y sala de cine. El propiedad del oligarca ruso Alisher Usmanov y su precio rondó los 210 millones de euros.
Pelorus
8 de 12
Comparte la fotografía

Pelorus

Fue propiedad de Roman Abramovich, quien se lo vendió a David Geffer. Este a su vez se lo vendió a Abdulah bin Zayed bin Sultan Al Nahyan por un precio estimado de 220 millones de euros. Cuenta con dos piscinas, dos helipuertos y una suite principal con una vista panorámica de 180 grados.
Al Said
9 de 12
Comparte la fotografía

Al Said

El sultán de Omán llegó a pagar por él 186 millones de euros. Cuentan que sus ilustres inquilinos pueden disfrutar de música en directo con un auditorio con capacidad para 50 músicos.
Al Mirqab
10 de 12
Comparte la fotografía

Al Mirqab

Está considerado como el yate más bello del mundo. Puede hospedar a 10 invitados en cinco apartamentos compuestos por habitación doble, baño y salón.
Radiant
11 de 12
Comparte la fotografía

Radiant

Ibiza también ha sido testigo del atraque de este yate de más de 210 millones de euros. Es propiedad del jeque Al-Futtain. Tiene 100 metros de eslora y una lancha motora capaz de alcanzar los 75 nudos de velocidad.

Ibiza se ha convertido en el destino idóneo para fondear algunos de los yates más lujosos del mundo. Hace unos días, Beatriz de York, la primogénita del príncipe Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson, celebró su cumpleaños en dos de estas mansiones flotantes. Una jornada de navegación solo al alcance de invitados y bolsillos privilegiados.

El rotativo británico Daily Mail publicó una serie de fotografías donde se podía ver a una relajada Beatrice a bordo del Eclipse. El dueño de este mega yate, considerado el segundo más caro del mundo, es el magnate ruso Roman Abravomich. Cuenta con 170 metros de eslora, un escudo antipaparazzi, dos helipuertos, dos piscinas, gimnasio, spa y 24 habitaciones dobles con pantallas de cine. Tiene capacidad para alojar a 62 invitados que tienen a su servicio a 50 miembros de tripulación. Y si las cosas se tuercen, posee un submarino con capacidad para tres personas donde el multimillonario podría evitar cualquier amenaza. Lo adquirió por la nada desdeñable cantidad de 356 millones de euros.

La joven princesa también hizo 'escala' en el Rising Sun, el yate del empresario hollywoodiense David Geffen quien lo compró por 200 millones de euros el pasado 2011. Durante años ha estado considerado como el yate privado más largo del mundo. Y entre sus prestaciones están sus 82 habitaciones, un gimnasio, una cancha de baloncesto en la cubierta y sala de billar, entre otras, repartidas en 138 metros de eslora.

Las imágenes de Beatriz de York veraneando en las costas españolas ha puesto de manifiesto un hecho: que en los principales puertos españoles atracan gran parte delas embarcaciones más lujosas del mundo. Vanitatis hace un repaso a los otros yates más lujosos del momento.  

Fotos: Reuters y Cordon Press.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios