Logo El Confidencial

Tras los 'papeles de Panamá': 20 razones por las que amamos a Pedro Almodóvar

  • Pantalla completa
Pedro Almodóvar
1 de 21
Comparte la fotografía

Pedro Almodóvar

Por descubrirnos a Luz Casal
2 de 21
Comparte la fotografía

Por descubrirnos a Luz Casal

La gallega era una rockera de pro cuando Almodóvar le hizo cantar su ya mítico 'Piensa en mí' y su menos popular 'Un año de amor' para 'Tacones lejanos'. Desde ese momento ya no podemos escuchar ambos boleros sin pensar en su cálida voz o en esa relación maternofilial entre Victoria Abril y Marisa Paredes.
Por darle a Penélope sus mejores papeles
3 de 21
Comparte la fotografía

Por darle a Penélope sus mejores papeles

Por mucho Hollywood que la reclame, Penélope Cruz siempre será una chica Almodóvar. Sus mejores personajes pertenecen al universo almodovariano. Para el recuerdo queda, sobre todo, su Raimunda de 'Volver', todo un homenaje a las Sophias Loren y a las madres sexis del cine italiano de posguerra, esas grandes sufridoras que también podían lucir cacho.
Por hacer que Loles León sea mucho más que Paloma Cuesta
4 de 21
Comparte la fotografía

Por hacer que Loles León sea mucho más que Paloma Cuesta

Antes de que 'Aquí no hay quien viva' llegase a nuestras vidas, Loles León era la más procaz, divertida e ingeniosa de las chicas Almodóvar. Todo un prodigio de comicidad. ¿La recuerdan diciendo aquello de '¡Oye! ¡Dame ese papel!' en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'?
Por hacer que Hollywood conociese a nuestras vírgenes
5 de 21
Comparte la fotografía

Por hacer que Hollywood conociese a nuestras vírgenes

Al grito de '¡Peeedrooo!', Penélope Cruz anunciaba en un ya lejano marzo de 2000 que la mejor película extranjera en los Oscar era 'Todo sobre mi madre'. El manchego no solo llevó el nombre de España alrededor del mundo, sino que en su discurso de agradecimiento hizo que muchos de los asistentes a la gala pusiesen cara de seta cuando nombró a muchas de las vírgenes invocadas por sus hermanas para que ganase el premio. Un momento inolvidable.
Por hacer que Chus Lampreave nos enamorase con sus frases
6 de 21
Comparte la fotografía

Por hacer que Chus Lampreave nos enamorase con sus frases

"¡Cállate, cara de ladilla!" o "¡No me chilles, que se me sube el azúcar!" siempre serán dos de los diálogos más divertidos del universo almodovariano. Chus Lampreave, fallecida esta semana, era la encargada de recitarlos con su sello inconfundible. La más veterana de las chicas Almodóvar nos hará reír pasen los años que pasen gracias a los personajes imborrables que él le dio en cintas como '¿Qué he hecho yo para merecer esto?'
Por ser la persona que mejor homenajea a Douglas Sirk
7 de 21
Comparte la fotografía

Por ser la persona que mejor homenajea a Douglas Sirk

Amigo del dramón más desmelenado, Almodóvar siempre será el creador que mejor reinventó el melodrama clásico de Hollywood y a su gran genio, Douglas Sirk.
Por poner el gazpacho en el mapa mundial
8 de 21
Comparte la fotografía

Por poner el gazpacho en el mapa mundial

Nadie que haya visto 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' podrá volver a comer gazpacho de la misma forma. La neurótica enamorada que intepretaba Carmen Maura lo preparaba y lo utilizaba como somnífero letal. Hasta en la China deben saber qué es el gazpacho gracias a Almodóvar y a su película.
Por acuñar el término 'chica Almodóvar'
9 de 21
Comparte la fotografía

Por acuñar el término 'chica Almodóvar'

Sabina les cantó una canción para hacer que todos nosotros quisiésemos, en mayor o menor medida, ser una de ellas. Maura, Penélope, Marisa Paredes... En este país, una actriz no es nadie si no ha sido una de las apasionadas y únicas mujeres de las películas del cineasta.
Por desmelenar a Marisa Paredes
10 de 21
Comparte la fotografía

Por desmelenar a Marisa Paredes

Una de sus grandes musas (sobre todo en 'Tacones lejanos' y 'La flor de mi secreto') fue Marisa Paredes. Actriz de hondura dramática, Almodóvar la desmelenó para enamorarnos a todos e hizo que siempre la relacionemos con personajes de intensidad mayúscula que casi siempre sufren el desgarro del desamor y del destino.
Por enseñarnos a cocinar el pisto manchego
11 de 21
Comparte la fotografía

Por enseñarnos a cocinar el pisto manchego

Este documento único, Pedro nos muestra cómo adora su tierra. En los años 80, que no serían iguales sin él, Almodóvar se prestó a cocinar un buen pisto manchego en el programa 'Con las manos en la masa'. Salió de aquella tierra para ser un 'currito' de Telefónica, pero siempre ha vuelto a sus orígenes y a un lugar que ha mostrado, gracias a su cine, en todo el mundo y que simboliza gran parte de su verdadero 'yo'.
Por querer tanto a su madre
12 de 21
Comparte la fotografía

Por querer tanto a su madre

Doña Francisca apareció en más de una de sus películas. Mucho antes de que Paco León nos enseñase a su Carmina, Almodóvar nos descubrió a su madre sin aditivos y sin anestesia. Un buen hijo que ha demostrado idolatrar a su ya fallecida madre y que la ha invocado en cintas como 'Volver'.
Por hacer 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'
13 de 21
Comparte la fotografía

Por hacer 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'

¿Hacen falta más razones? La película que todo el mundo debería ver después de una ruptura es una de las obras maestras de la comedia mundial. Y no lo decimos nosotros, lo dice la crítica internacional.
Por hacer que en España nos enamoremos de Chavela Vargas
14 de 21
Comparte la fotografía

Por hacer que en España nos enamoremos de Chavela Vargas

La cantante mexicana es otro de los iconos inconfundibles de su cine y de su vida. Amante del desgarro emocional de la Vargas, Pedro hizo que la mayoría de los españoles rastreasen en los discos de esta gran dama de la canción para reconocerse en su voz templada y evocadora.
Por convertir la pata de jamón en objeto de asesinato
15 de 21
Comparte la fotografía

Por convertir la pata de jamón en objeto de asesinato

Aunque sacó la idea de un relato de Roald Dahl, lo de asesinar al marido con una pata de jamón (en '¿Qué he hecho yo para merecer esto?') hizo que nuestro producto nacional por excelencia ya no fuese solamente un manjar, sino nuestro equivalente a los rifles del americanísimo Lejano Oeste.
Por sus parodias de la televisión
16 de 21
Comparte la fotografía

Por sus parodias de la televisión

"Yo no sé qué tiene la telebasura que cuando empiezo a verla ya no puedo parar". Lo decía uno de los personajes de 'Volver', pero... ¿ama Almodóvar la televisión o la odia? Sus parodias de anuncios publicitarios y de programas de cotilleo son una constante en su cine. Y lo cierto es que nos hacen reír... a nosotros y seguramente a más de un ejecutivo de Telecinco.
Por enseñarnos al Gael García Bernal más sexy
17 de 21
Comparte la fotografía

Por enseñarnos al Gael García Bernal más sexy

Los desnudos masculinos también han formado parte de su cine. Casi siempre han estado justificados en la trama. Algunos de ellos, como el del mexicano Gael García Bernal en 'La mala educación', fueron muy disfrutables.
Por convertir a Antonio Banderas en Cary Grant
18 de 21
Comparte la fotografía

Por convertir a Antonio Banderas en Cary Grant

Nadie ha cambiado tanto la imagen de Antonio Banderas como el manchego en 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'. En su afán por homenajear a las comedias de siempre, a las 'screwball comedies' de los años 30, convirtió al malagueño en un tímido tartamudo con gafitas que no dejaba de recordarnos al Cary Grant de 'La fiera de mi niña'.
Porque Carmen Maura siempre será nuestra 'chica' favorita
19 de 21
Comparte la fotografía

Porque Carmen Maura siempre será nuestra 'chica' favorita

La Pepa de 'Mujeres...', la Gloria de '¿Qué he hecho yo para merecer esto?'... Los personajes que Pedro regaló a su gran musa harán que, por los siglos de los siglos, estemos locamente enamorados de la Carmen Maura que trabajó para él. Y eso no hay disputa posible que lo impida...
Por no morderse nunca la lengua
20 de 21
Comparte la fotografía

Por no morderse nunca la lengua

Frente al pudor de otros creadores a la hora de manifestar sus opiniones políticas o sociales, Pedro Almodóvar ha ido por libre. Aunque le haya hecho ganarse no pocos enemigos, el director siempre ha dicho lo que le ha dado la gana: en los 80, cuando era irreverente y transgresor, y en los 2000, cuando su cine y su persona se han calmado sin perder un ápice de sus ganas de epatar.

La semana ha sido dura para cualquier almodovariano de pro. Su inclusión en la investigación de los 'papeles de Panamá' ha hecho que más de uno olvide las razones por las que nos gustan él y su cine. Poco dado a callarse, desmelenado, irreverente y genial en su reinterpretación de los tópicos de la España de siempre, Pedro Almodóvar ha sido también un icono, alguien que ha hecho que la imagen de nuestro país viaje alrededor del mundo. Ganador de dos Oscar, el manchego nos ha regalado muchas buenas películas y muchos grandes momentos. Estas son 20 buenas razones para amarle a él y a su cine. 

[Especial 'Los papeles de Panamá': destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios