Logo El Confidencial
Los herederos de Dinamarca se encuentran realizando una visita oficial a Estados Unidos. Durante su estancia en Washington, Federico y Mary acudieron a un baile de gala en el que demostraron lo bien que se les da eso de mover el esqueleto. Los futuros reyes daneses lo dieron todo al son de la canción 'Isn't she lovely' de Stevie Wonder. La princesa lucía para la ocasión un vestido estampado de la firma Heartmade que guarda en su armario desde 2010 y unos impresionantes pendientes de aguamarinas. ¡La pareja perfecta!
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios