Logo El Confidencial

El pasado viernes, la princesa Mary de Dinamarca vivió uno de esos momentos de 'tierra trágame'. La australiana acudió a la entrega del premio de moda de 'Magasin du Nord' y lo hizo con un floreado vestido de Britt Siesseck. Allí, coincidió con la socialite danesa Nina Wedell-Wedellsborg, que llevaba el mismo diseño. Demostrando una vez más su naturalidad y simpatía, Mary se echó a reír a carcajadas, provocando que los otros asistentes hicieran lo mismo. Tras el acto, la princesa declaró: "Es algo que a priori desearías evitar, pero ha sido muy divertido".

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios