Logo El Confidencial
Irina Shayk se olvidó de su promesa de no volver a desnudarse para las firmas publicitarias. Quizá las jugosas ofertas sean tan irresistibles que la ropa poco dura sobre sus deseadas curvas. Una vez más, la modelo rusa que le robó el corazón a Cristiano Ronaldo para luego tirarlo a la basura al conocer a Bradley Cooper se ha desnudado en el nuevo 'spot' publicitario de la firma de lencería Intimissimi. Y es que al final de todo, jamás nos cansamos de ver a Irina así de sexy.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios