Logo El Confidencial

No es la primera vez que Meryl Streep deja claras sus posturas políticas, pero sí la primera que sus reivindicaciones se convertían en un fenómeno viral. Todo gracias a su logrado disfraz de Donald Trump formado por un espeso maquillaje color naranja, una peluca desaliñada y un traje de chaqueta con relleno con el que la actriz quería ridiculizar al político. Así fue su actuación estrella, digna de otro Oscar.  

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios