Logo El Confidencial

Uno de los personajes de crónica social de los que más se ha hablado... pero sobre el que menos información hay. De Fidel Albiac, marido de Rocío Carrasco, se conoce poco de su pasado, más allá de sus orígenes humildes en Sevilla o que trató de opositar al cuerpo de Policía Municipal y de Bomberos de su ciudad. También se planteó ser modelo y trabajó en una fábrica de aluminios, aunque en la actualidad es licenciado en Derecho. Se le conocen dos relaciones sentimentales previas, con Elizabeth Martín y Rocío Mestre, hija del peluquero de Rocío Jurado.  

[ESPECIAL: Flores-Carrasco Confidencial]

Su relación con la hija de 'la más grande' saltó a los medios a finales de los noventa, siempre salpicada por los continuos litigios de Carrasco con su exmarido y padre de sus dos hijos, Antonio David Flores. Estando juntos, pero sin haberse casado, sufrieron un grave accidente de tráfico por el que Rocío tuvo que ser ingresada con un traumatismo craneoencefálico grave; pero tanto en este como en otros duros momentos, como la muerte de sus padres, Fidel siempre sirvió de apoyo a su pareja. El abogado se encargó de la producción de 'Rocío , siempre', emitida en TVE, y llevó al teatro 'Punto de partida', que toma prestado su título de una de las canciones más populares de Rocío Jurado. Como director también ejerce en 'Qué no daría yo por ser Rocío Jurado', aunque siempre se mantiene en un segundo plano

Flores-Carrasco: una exclusiva de 3.000 folios

A continuación puedes encontrar todas las noticias publicadas hasta ahora:

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios