Logo El Confidencial

Mayte Spínola vive en medio del campo en una finca a las afueras de Madrid, concretamente en El Plantío. Un lugar privilegiado donde no se escucha el ruido de la autopista y sí el de la naturaleza. El matrimonio Beckham quiso comprar la casa cuando el futbolista fichó por el Real Madrid, pero no llegaron a un acuerdo.

Para acceder al Romeral, la casa familiar en la que vivió con su marido Graciliano Barreiros hasta que falleció y sus tres hijas -Mayte, Rocío y Gracya-, hay que atravesar una carretera donde los jabalíes cruzan con total tranquilidad delante de sus ojos. La artista y mecenas, creadora del grupo Pro Arte y Cultura, es una mujer abierta, simpática y libre que no pone pegas para que recorramos su casa, donde está colgada su obra y la de muchos de los artistas a los que echó una mano al creer en ellos. Tiene esa visión para saber quién llegará lejos y siempre acierta.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios