El cuento virginal de Britney Spears
  1. Noticias
NOTICIAS

El cuento virginal de Britney Spears

La Lolita del siglo XXI, esa joven que deleitó a sus fans vendiendo una imagen virginal, es un fraude. Un antiguo abogado de Britney Spears ha

Foto: El cuento virginal de Britney Spears
El cuento virginal de Britney Spears

La Lolita del siglo XXI, esa joven que deleitó a sus fans vendiendo una imagen virginal, es un fraude. Un antiguo abogado de Britney Spears ha confesado que la cantante, que vive sus horas más bajas, perdió la virginidad a los 14 años. La noticia no tendría importancia si durante años la artista no hubiera vendido a los medios una imagen casta alejada de las tentaciones. Este rol de ‘buena chica’ le permitió triunfar en una sociedad tan puritana como la estadounidense.

Pero poco queda de aquella Britney que, a sus 20 años, defendía la castidad hasta el matrimonio. Según recoge una revista norteamericana, la cantante perdió su virginidad a los 14 años con su novio del colegio, un chico con el que salió durante tres años. Su abogado Eric Ervin ha sido el que ha roto la cándida imagen de la joven, que mantuvo relaciones sexuales cuando no tenía la edad legal en Estados Unidos.

La cosa no queda sólo ahí. Según Ervin, Spears también tuvo encuentros íntimos con su ex Justin Timberlake desde el inicio de la relación. Cuando la artista comenzó a salir con su compañero musical, dijo que el sexo no entraba en sus planes hasta el matrimonio. Un año después de esta ruptura, y sin que nadie le hubiera preguntado nada, Spears confesó en una revista que había perdido la virginidad junto a Timberlake, afirmación que de acuerdo con estos datos tampoco responde a la realidad.

Ervin también saca a la luz otros trapos sucios de la problemática cantante. Relata con pelos y señales una infancia desgraciada con una familia destructiva. Su abuela, Enma Jean Spears, se suicidó en 1966. Padecía depresión después de la muerte de uno de sus hijos, por lo que se pegó un tiro delante de su tumba y dejó a cuatro huérfanos de un plumazo.

Spears vive sus horas más bajas. La cantante está en plena disputa por la custodia de sus dos hijos. Los niños viven con su padre, el bailarín Kevin Federline, y la antigua princesa del pop apenas puede verlos, y mucho menos llevarlos a dar un paseo si conduce ella. Además, debe pasar pruebas periódicas para demostrar que ni bebe ni se droga. En una de ellas ya dio positivo.

Britney Spears