Los guardaespaldas de Guillermo y Máxima de Holanda se enfrentan a la prensa en Argentina
  1. Noticias
NOTICIAS

Los guardaespaldas de Guillermo y Máxima de Holanda se enfrentan a la prensa en Argentina

La visita del príncipe Guillermo de Holanda y su esposa, la princesa Máxima, a Agentina (país natal de ella) se ha desarrollado con muchos más sobresaltos

Foto: Los guardaespaldas de Guillermo y Máxima de Holanda se enfrentan a la prensa en Argentina
Los guardaespaldas de Guillermo y Máxima de Holanda se enfrentan a la prensa en Argentina

La visita del príncipe Guillermo de Holanda y su esposa, la princesa Máxima, a Agentina (país natal de ella) se ha desarrollado con muchos más sobresaltos de los que el heredero de la corona de los Países bajos y su mujer desearían estar viviendo. Según informa el diario Clarín, los guardaespaldas de la princesa, hija de Jorge Zorreguieta, un ex alto cargo de la dictadura militar que rigió con mano férrea los destinos de Argentina durante más de una década, protagonizaron un enfrentamiento con los reporteros gráficos que cubren la visita cuando, el pasado día 31, la princesa llevaba a su hija Arianne a un centro médico.

El último día del año, el heredero de la casa de Orange y su mujer recorrieron en coche los 80 kilómetros que separan la Villa La Angostura, al sur de la provincia del Neuquen, y la ciudad de Bariloche para llevar a su pequeña ante el pediatra Héctor Villafañe, del Sanatorio San Carlos, que le diagnosticó “algo de catarro por una afección muy leve de las vías aéreas”.

Los problemas empezaron a la salida de la clínica, cuando hubo forcejeos entre un guardaespaldas y una de las fotógrafas que allí se encontraba. Mientras los príncipes se encontraban en el interior del centro médico, los encargados de su seguridad prohibieron a los reporteros adentrarse en el interior de la clínica; y a su salida trataron de impedir que tomaran fotografías desde la vereda del sanatorio, algo a lo que los trabajadores de prensa se negaron.

En el momento en que el coche salía hacia la calle, uno de los guardaespaldas agarró por el brazo a una reportera la empujó frente al coche. Ella no se amilanó, dejó la cámara en el suelo, le invitó a pelear y acabó dándole un golpe en la cara. El miembro de la seguridad no respondió, sino que acabó montándose en un coche con sus compañeros detrás del vehículo de los príncipes.