Logo El Confidencial
NOTICIAS

Los escándalos sexuales de las ‘celebrities’

Ascender en el escalafón social a golpe de escándalo sexual se ha convertido en la receta que utilizan muchas estrellas de Hollywood para buscar un hueco.

Foto: Los escándalos sexuales de las ‘celebrities’
Los escándalos sexuales de las ‘celebrities’

Ascender en el escalafón social a golpe de escándalo sexual se ha convertido en la receta que utilizan muchas estrellas de Hollywood para buscar un hueco. Otros, en cambio, tienen mala suerte al ser cazados. Si hace unos años nos ruborizábamos cuando Hugh Grant contrataba los servicios de una prostituta de Sunset Boulevard, como Pretty Woman pero con menos glamour, ahora triunfan los vídeos explícitos que se distribuyen gracias a la red de redes. Lo del actor británico resulta irrisorio en comparación con las hazañas de otros famosos.

La reina del ascenso a golpe de vídeo sexual es Paris Hilton. La joven pasó de ser una heredera corriente, una ‘hija de…’ sin éxito, a una estrella multidisciplinar a la que le llueven las ofertas de todo tipo. A la ‘celebrity’ no se ocurrió otra cosa que grabar sus hazañas amatorias con su novio Rick Solomon, el último marido de Pamela Anderson, en DVD. Meses después, el vídeo apareció misteriosamente colgado en Internet, aunque para descargarlo había que pagar. Pese a que Paris no vio un duro, se hizo de oro ya que se convirtió en la heredera más famosa de la red. Y hubo una secuela también supuestamente ‘robada’.

Como a Paris le salió bien, una de sus amigas intentó repetir la hazaña. Kim Kardashian, otra mujer sin oficio ni beneficio hija del abogado de O.J. Simpson, protagonizó un vídeo sexual con su novio de rápida difusión por la red. La cinta se hizo tan popular que se comenzó a vender en DVD. A la empresa que lo difunde le costó un millón de dólares. Además, Kim ha anunciado que ha perdido otro de las mismas características en un aeropuerto.

Pamela Anderson es otra veterana en estas lides. El vídeo de su luna de miel con Tommy Lee fue misteriosamente robado de una caja de seguridad. Se trataba de un vídeo sexual explícito que recorrió la red de lado a lado. Por entonces fue un ‘boom’ porque era el primero de estas características. Hubo una segunda parte con otro rockero. Y es que a la artista le gusta mucho grabar sus aventuras sexuales, por lo que no resulta descabellado que aparezcan más fotogramas de su breve matrimonio con Rick Solomon.

Pero el vídeo sexual no es coto exclusivo de las famosas. También hay famosos que han visto sus hazañas en Internet. Éste es el caso de Colin Farrell. Una de sus ex novias intentó vender un vídeo de su relación. El actor la denunció y logró que el vídeo no tuviera tanta difusión como era de esperar.

Otros no han protagonizado vídeos, pero han visto cómo otros intentaban tocar su imagen con fotos del pasado. Eso es lo que le ha pasado a Angelina Jolie. Hace unos días aparecieron unas fotografías de la actriz en ropa que interior que fueron tomadas cuando tenía 16 años. En los puritanos Estados Unidos lo tacharon de “escándalo sexual” cuando las imágenes no era ni explícitas.

Pero también hay un tercer grupo, los que han tenido relaciones con redes de prostitución. Dejando de lado al ex gobernador de Nueva York, la última víctima conocida, Charlie Sheen, admitió hace unos años haberse gastado más de 50.000 dólares en señoritas de pago del book de la famosa madame Heidi Fleiss. Aquí habría que acordarse otra vez de Hugh Grant y su tímida aventura con la modelo Divine Brown. Mientras la carrera del actor quedó dañada, ella se hizo de oro. En estos escándalos, siempre hay alguien que gana algo. Y si no que se lo digan a Paris Hilton.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios