Logo El Confidencial
NOTICIAS

Ni seda ni tafetán: la tendencia es levantarse tarde en Cibeles

Este martes era el contraensayo: mismas horas, mismo escenario y con el nombre de los diseñadores y el día de la semana como variables. Y el

Foto: Ni seda ni tafetán: la tendencia es levantarse tarde en Cibeles
Ni seda ni tafetán: la tendencia es levantarse tarde en Cibeles
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Este martes era el contraensayo: mismas horas, mismo escenario y con el nombre de los diseñadores y el día de la semana como variables. Y el resultado ha sido idéntico: es definitivo, a la gente de la moda no le gusta levantarse pronto. El lunes se podía pensar que el personal estaba con astenia post-finde y aletargado en las primeras horas del día, pero parece que con lo de este martes se confirma. Ya se sabe que eso de los horarios proletarios (levantarse a horas que no tienen dos cifras) no resulta socialmente elegante, como lo de beber antes de las doce del mediodía, y aquí hay que guardar las apariencias. Strike a pose, que decía Madonna, que hoy se convertirá en la nueva reina de Sevilla.

    La pachorra matutina pudieron comprobarla los diseñadores más madrugadores de la jornada, que presentaron sus colecciones llenos de incondicionales pero sin estrellas de relumbrón. Los viriles teleobjetivos de los fotógrafos (la rotundidad estética de la cámara acoplada a un aparato cuatro veces mayor que ella es digna de un estudio sobre el macho alfa en los photocall) se pudieron recrear en la languidez y el brillo de la sencilla pero completa colección de Míriam Ocariz.

    Pero Jesús del Pozo es otra cosa, una especie de tótem en el mundo de la moda española, y en su pase ha vuelto la animación. “Tienen que venir Sergi Arola y Rosa Díez”, afirmaban en la primera fila poco antes de que empiece el –esta vez también– retrasado desfile, pero de la presencia de la diputada y el chef no hay constancia física. De repente las cámaras, que llevaban toda la mañana sedientas de marujeo, vieron llegar a Ana García Lozano y a Espido Freire y se lanzaron prestas a por sus presas. La ganadora del premio Planeta parece haberse montado un tipi junto al pabellón 14.1 de Ifema, porque no se pierde una, y meció su melena a un lado y a otro al ritmo que las modelos iban desfilando por la pasarela.

    La presentadora de Punto Radio, “fan y amiga” de Del Pozo, aseguraba a Vanitatis.com después del desfile y antes de marcharse corriendo al kissing room que vale la pena dejarse unos cuartos en algún modelito mono del diseñador. Mientras todo esto ocurría en el exterior Bimba Bosé llegaba acompañada del tito Miguel para desfilar en el pase de Davidelfin, y en la sala vip Luis Eduardo Cortés y Cuca Solana esperaban impacientes a que el Del Pozo hiciera acto de aparición. Los camareros se apuraban a servir el cóctel especial creado para este desfile… porque claro, ya habían pasado dos horas desde el mediodía y hay que cumplir con el protocolo. Buenos días a todos, sea la hora que sea.

    Otras crónicas

    Cibeles, la ministra, el cocinero y sus amantes

    ¿En qué se parecen Ana Botella y Carmen Janeiro?

    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios