Logo El Confidencial
NOTICIAS

El nuevo ‘regalo’ de Telma a su hermana Letizia

El día que la hermana de la princesa quiso escribir su propio culebrón judicial debería haber contado hasta cien antes de tomar la decisión de colocar

Foto: El nuevo ‘regalo’ de Telma a su hermana Letizia
El nuevo ‘regalo’ de Telma a su hermana Letizia

El día que la hermana de la princesa quiso escribir su propio culebrón judicial debería haber contado hasta cien antes de tomar la decisión de colocar en el banquillo de los acusados a más de cincuenta medios, algunos de los cuales nada tienen que ver con la información de sociedad. Es el caso de una empresa que se dedica a editar catálogos de lencería y ya me dirán que sentido tiene una medida cautelar contra ellos por parte de doña Telma. A no ser que doña Telma tuvieran intención en un futuro de ser mujer anuncio o modelo publicitaria. Y por lo tanto, su imagen se vería mermada al relacionarla con una firma comercial concreta. Una idea tan absurda como la de solicitar medidas cautelares (denegadas definitivamente) para que nadie en el mundo (mejor dicho en el cosmos) pueda plasmar su imagen, salvo las referidas a actos institucionales que esas parece que sí valen.

 

Llegado a este punto me pregunto, ¿por qué una imagen de una esplendorosa Telma junto a los Reyes, al lado del Príncipe Felipe, sonriendo a las Infantas Elena y Cristina o charlando con el yerno real sí valen? Cuando son precisamente las que ella, a través de su hermana/princesa, sí puede controlar. Para quien no esté al tanto de cómo funciona la información institucional, cuando hay algún tipo de acto familiar público quienes plasman las imágenes son el fotógrafo oficial de la Casa y la agencia EFE (oficial). Por lo tanto, sin en algún momento doña Telma no quisiera salir en la foto, no saldría. De hecho, la Princesa Irene no suele aparecer salvo contadas excepciones. Y les aseguro que ni la tienen escondida en un armario ni tapada con una colcha. Intuyo que la vanidad también tiene su espacio en la mente de la hermana real. No es lo mismo aparecer en las revistas y televisión con un barreño y pantuflas que en la prensa internacional (Paris Mach, Point de Vue, Bunte…) rodeada de celebridades reales.

 

Lo que ha hecho la cuñada del príncipe ha sido matar moscas a cañonazos. Y como ya contaba en crónicas anteriores (Ver ‘El regalo de Telma a su hermana’) no suele dar resultado y tiene el peligro de arrasar con lo que hay alrededor. En este caso, colocar a la Primera Familia en el debate público. Porque se quiera o no, guste o no, cada vez que hay un noticia negativa relacionada indirectamente con el jefe del estado (en este caso el Rey) vuelve la eterna polémica en la que se cuestiona la monarquía. Por eso, lo que se podría calificar como la “chulada” de Telma  puede tener efectos colaterales. Tras perder el recurso e imponer la Audiencia Provincial de Toledo las costas procesales (Ver noticia), la pregunta obligada es de dónde sacará la joven el dinero cuando además la cantidad puede aumentar si algunos de los medios denunciados solicitara indemnizaciones.

 

Si hacemos caso al abogado de Telma, tanto ella como el novio son dos modestos  cooperantes prácticamente sin medios de vida. Por lo tanto, y siguiendo la línea argumental del letrado de la pobreza patrimonial, si una hermana no tiene posibles y a la otra le sobran, lo normal sería que la rica le pagara a la pobre las deudas. Si encima la hermana rica lo es por matrimonio, también sería lógico que el marido/cuñado fuera el que se hiciera cargo de todo. Cabría la posibilidad de que la hermana de la princesa pidiera un crédito. Aunque no es el mejor momento. Tal y como está la situación, doña Telma, como cualquier ciudadano (¿o ella es diferente?), tendría que acompañar su petición de importantes avales. Imagino que dependiendo de quién o quienes figuraran como avalistas las cantidades estarían asegurados.

 

Y volvemos al principio, hay que saber medir el alcance de las decisiones y, por supuesto, asumir los errores. Desconozco cuál es el próximo plan de actuación de la cuñada de don Felipe. Leyendo el comunicado del abogado Fernando Garrido Polonio, me temo que cabe la posibilidad de nuevas actuaciones. El letrado cuestionando la sentencia dice: “Las dudas han sido resueltas a favor de los multimillonarios Medios… (…) frente a los derechos de dos modestos cooperantes a los que resulta que su dedicación a los más desfavorecidos les ha supuesto perder parte de su libertad”. Este último párrafo ha molestado sobremanera a miembros de ONG’s por utilizar esta dedicación como moneda de cambio. La joven  no es una modesta cooperante, según publicó Vanitatis.com (Ver ‘La verdadera vida de Telma Ortiz’).

 

Profesionales en su misma situación cobran sueldos brutos cercanos a los 36.000 euros anuales. Tienen viviendas gratuitas en los países deprimidos a los que viajan. Estos pisos suelen estar en los barrios donde viven trabajadores de multinacionales y personal de embajadas donde la seguridad está garantizada. Ni Telma vive en tienda de campaña ni en una choza de paja. Y no lo hace porque no tienen que hacerlo. Su día a día tiene que ver con trabajo de oficina. Mientras permanecen en destino tienen un seguro privado, sus pagas extraordinarias y los beneficios de cualquier trabajador contratado.

 

Presentar a Telma como ha hecho su abogado como una “modesta cooperante” dando la sensación de que se dedica a salvar vidas a costa de la suya es una frivolidad sobre todo cuando hay miembros de ONG’s que se parten la cara en lugares donde el comer cada día es un triunfo. No me extraña las afirmaciones que hizo Concha García Campoy en su programa de Cuatro cuando, dirigiéndose, al abogado (que estaba al teléfono y no contestaba ninguna cuestión), le dijo que había que tener más gallardía a la hora de responder y que entendía el porqué de la sentencia. La periodista termino diciéndole que era responsable del ridículo que había hecho Telma Ortiz.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios