Espido Freire se quita los zapatos
  1. Noticias
NOTICIAS

Espido Freire se quita los zapatos

Hay épocas en las que Madrid se convierte en un hervidero. Las noches se llenan de eventos que se disputan a los Vips. Hay aniversarios, entregas

Foto: Espido Freire se quita los zapatos
Espido Freire se quita los zapatos

Hay épocas en las que Madrid se convierte en un hervidero. Las noches se llenan de eventos que se disputan a los Vips. Hay aniversarios, entregas de premios y hay citas cuyo motivo resulta difícil de entender, como el organizado por Espido Freire en la vinoteca Lavinia. La historia es un tanto complicada, Espido Freire escribió un cuento, titulado ‘viuda’ con el que ganó el premio periodístico Luis García Berlanga del Museo del Calzado de Elda 2009.

Tras la descripción incluida dentro del cuento de un zapato, que es el que desencadena toda la trama del relato erótico, la firma de zapatos Sacha London decidió convertir en realidad ese zapato, un peep toe de raso negro con interior en fucsia con la puntera abierta y un lazo como único adorno. Unos letizios como mandan los cánones.

A la presentación del zapato acudieron los amigos de la escritora. El presentador Ramón Arangüena, que se acercó para apoyar a su amiga en una convocatoria en la que faltaron más de los que estuvieron, se dejó fotografiar con unos, con otros e incluso confundió a las chicas de Dover entre ellas.

Carme Chaparro fue el estilismo más aclamado de la noche. Con unos shorts negros, acompañados por unas botas altas del mismo color, Chaparro fue el centro de atención y encandiló a los presentes con ese look informal que tanto le favorecía y tan alejado está de su imagen televisiva.

La reaparición en los eventos madrileños de la que fuera Miss España, Verónica Hidalgo, está dando de sí más de lo que parecía a priori. Pese a que se la relacionaba con el televisivo Efrén, un futbolista convertido en famoso por obra y gracia de Telecinco, ella lo desmiente, y para probarlo, acudió a la fiesta en solitario.

Y como la cenicienta, pasadas las doce, la fiesta terminó. Eso sí, más les vale no perder el zapato a las diez ganadoras del diseño inspirado en el cuento de Espido. No podremos seguirles la pista, ya que entre ellas no había ninguna invitada ilustre y los letizios de diseño se los envían directamente a casa.