Gallardón echa el cierre a Becara la víspera de Nochebuena
  1. Noticias
NOTICIAS

Gallardón echa el cierre a Becara la víspera de Nochebuena

Becara, pionera en Europa en el mundo de la decoración, con más de 45 años de historia, ha echado el cierre a las diez en punto

placeholder Foto: Gallardón echa el cierre a Becara la víspera de Nochebuena
Gallardón echa el cierre a Becara la víspera de Nochebuena

Becara, pionera en Europa en el mundo de la decoración, con más de 45 años de historia, ha echado el cierre a las diez en punto de esta mañana. Es 100% marca española y está regentada por las hermanas Zunzunegui.

El Ayuntamiento de Madrid ha procedido hoy al precinto de la tienda de Juan Bravo,18 en ejecución de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anulaba judicialmente la actividad comercial que se ejercía en la primera planta. La denuncia de un particular (ver documento) lleva tiempo siendo tramitada en los juzgados y los dueños de Becara tienen desde el 9 de diciembre la notificación de dicho auto. La operación de clausura del establecimiento ha sido realizada a la hora de apertura por cuatro agentes municipales ante la incredulidad de los trabajadores.

La dirección de Becara considera que la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cerrar la tienda es fruto de un error administrativo y ocasionará daños irreparables en el ejercicio de su actividad comercial, abocando al conjunto de la empresa y a sus 245 empleados a una grave crisis. Los denunciantes aclaran a Vanitatis que la denuncia está en curso desde hace tiempo y que lamentan que el cierre del local haya coincidido con estas fechas, pero que el asunto viene de atrás.

Becara considera que el reciente auto judicial que ordena el cese de actividad se refiere a la actividad comercial ejercida en la planta primera del local y no a la totalidad de la tienda que además de este piso comprende la planta baja.

Becara inició en 1998 su actividad comercial con la apertura de una tienda de decoración en la planta baja de un local ubicado en la madrileña calle Juan Bravo,18, para lo que solicitó y obtuvo las licencias urbanísticas correspondientes, cuya legalidad fue confirmada por sentencia firme del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

En 2002, Becara adquirió la primera planta del local de la calle Juan Bravo y con el fin de ampliar la tienda promovió un plan especial de cambio de uso de esa planta, que fue aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Madrid el 28 de noviembre de 2002. También solicitó dos licencias para el ejercicio de la actividad comercial, concedidas igualmente por el consistorio.

Estas dos últimas licencias, referidas al ejercicio de la actividad comercial de Becara en la primera planta, son las que han sido judicialmente anuladas por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. En cumplimiento de esta sentencia, el Juzgado de lo Contencioso-Admnistrativo nº 22 de Madrid dictó el 9 de diciembre de 2009 un auto en el que instaba al Ayuntamiento de Madrid al cese de actividad comercial sin que se pueda interpretar que se tenga que cerrar todo el local.

Becara considera que no se puede ordenar el cese de una actividad que no es objeto de la licencia anulada y que cuenta, para ser ejercida, con unas licencias (de 1998 y de 2000) que nada tienen que ver con las anteriores y que se encuentran plenamente en vigor. Varias decisiones judiciales (Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 8 de Madrid, 16 de enero de 2009 y Sentencia 1552/2009, de 21 de octubre de 2009 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid) establecen claramente que el cese de la actividad comercial será únicamente en la planta primera.

Becara explica a Vanitatis que "un error administrativo pueda provocar un daño irreparable en una de las épocas de mayor actividad comercial del año". Por este motivo, sus representantes legales han solicitado urgentemente una aclaración del auto judicial del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Madrid, ante el perjuicio que está generando el cierre de la actividad comercial de Becara en uno de los periodos de mayores ventas de todo el año.

Becara emplea a un total de 45 vendedores en su tienda de Juan Bravo y a otros 200 en la fábrica de Valdemoro, que destina la mayor parte de su producción a este espacio comercial.