Logo El Confidencial
NOTICIAS

Adriana Abascal no se quiere divorciar

Desde que Adriana Abascal se echó novio francés, pocas veces se la ha vuelto a ver por Madrid. Salvo sus apariciones publicitarias como imagen de la

Foto: Adriana Abascal no se quiere divorciar
Adriana Abascal no se quiere divorciar

Desde que Adriana Abascal se echó novio francés, pocas veces se la ha vuelto a ver por Madrid. Salvo sus apariciones publicitarias como imagen de la firma Suárez, que la contrató cuando aún era señora de Villalonga ejerciente, nada de nada.

No consiguió entrar y mucho menos pertenecer al club de las segundas (terceras, cuartas…) esposas que tienen unos códigos muy claros. Entre ellos, el no amigarse con los maridos de las demás. Y Adriana, que es una mujer muy afectuosa y cariñosa, como buena caribeña sonríe con la misma intensidad a todos los géneros incluidos los animales de compañía.

Esa simpatía a veces no era bien entendida por las que en cambio sí habían seducido a la pareja de otra..El caso es que como señora de Vilallonga no tuvo presencia social y eso que el marido se volcó. Pero no pudo ser y el matrimonio que en aquel momento lo era se dedicó a otros menesteres: Adriana, a posar en reportajes para todos los medios que se lo solicitaran, y Juan, a sus negocios.

Después llegó la separación de hecho, que no de derecho. A día de hoy, y a pesar de lo que dice la bella mexicana, su matrimonio no está disuelto legalmente.  No tienen el divorcio, pero no porque hayan surgido complicaciones de última hora, sino porque ella aún no lo ha rubricado.

En este sentido hay varias versiones. Una tendría que ver con la falta de tiempo. Desde que conoció a Matthias Helleu, que tiene su residencia y negocios en París, Adriana se escapa en cuanto puede para estar con él y no para en Londres. Además, en ese ambiente se la ha recibido mejor que en Madrid, con lo cual ya tiene un grupo social que la hace la ola. Y la otra interpretación es que no firma el divorcio porque en realidad no lo quiere.

Puede ser que como mujer soltera tuviera que dar el tercer “sí quiero” (Azcárraga fue el primero y Villalonga, el segundo) al empresario francés y según quienes la conocen bien no está por la labor. El caso es que a día de hoy sigue sin rematar y solucionar su estado civil. Vive en Londres con sus tres hijos en el domicilio familiar que en su día compartió con Juan Villalonga, que aún sigue siendo su marido legal. ¡Menudo lío!

Enlaces relacionados

- Adriana Abascal baila bajo la luz de la luna

- Villalonga lucha por proteger la intimidad de sus hijos

- Adriana Abascal ya no quiere ser discreta

- Villalonga disfruta de su soltería en Londres

- Adriana Abascal, del rumor a la realidad

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios