Logo El Confidencial
NOTICIAS

García Cereceda y la guerra de sus esquelas

El empresario Luis García Cereceda nunca habría imaginado que su muerte la utilizarían sus herederos directos para organizar una guerra de esquelas en los periódicos de tirada

Foto: García Cereceda y la guerra de sus esquelas
García Cereceda y la guerra de sus esquelas

El empresario Luis García Cereceda nunca habría imaginado que su muerte la utilizarían sus herederos directos para organizar una guerra de esquelas en los periódicos de tirada nacional. Tanto es así que por las mañanas, amistades y conocidos abren directamente ABC, El MundoEl País y ven atónitos el mal rollo que hay entre los familiares y la insólita redacción de algunas de estas cartas funerarias. (Ver las esquelas)

Quizás la más sorprendente haya sido la que posiblemente ha compuesto la hija Yolanda. Y si el encabezamiento es ya de por si inusual al llamar al padre fallecido “mi queridísimo emperador, creador de máxima belleza” el resto tampoco se queda atrás. El párrafo comienza con la siguiente frase: “Falleció en la altísima torre y mazmorra de su imperio de piedra… “, y continúa: “Su única verdadera emperatriz, Mercedes; su únicas herederas y reinas independientes por igual Susana y Yo; con sus propios reyes de corazón, Julián y Jaime, y sus príncipes mágicos, Luis, Al, FJ y Anya, ruegan una oración por su alma. El inmenso cielo…para los fieles arrepentidos”. 

Cereceda se casó dos veces. Del primer matrimonio con Mercedes tuvo a Susana y Yolanda, enfrentadas desde hace tiempo. Yolanda, la más complicada, es novia (o lo que sea) de Jaime Ostos (hijo), con el que se supone va a contraer matrimonio, El único inconveniente aparente es que Ostos declaró hace unos días en una entrevista exclusiva que era gay. 

La relación parece que continúa adelante y de hecho Jaime aparece como “rey de corazón” en dicha esquela. El otro es Julián, marido de Susana, que, según parece, nada ha tenido que ver con la iniciativa epistolar.

En otra, ésta más discreta y publicada ayer, obra de la segunda mujer Silvia Gómez, una mujer discreta que está padeciendo por esta guerra incruenta, aparecen las dos hijas, un hijo político (el cónyuge de Susana) y hay una variedad de nietos cuya coincidencia nominal es diferente a la otra.

En el recordatorio de la viuda aparece el hermano Eduardo, el servicio y Francisco Peñalver, socio y amigo de toda la vida del fallecido. Pero no sólo se han publicado estas misivas familiares.

No ha faltado el recuerdo de sus trabajadores de Procisa y del barco propiedad de Cereceda con el capitán Josemi al frente de la  tripulación de SYL (que así se llama el yate): Leti, Joaquín, Carlos, Iker Ramón. Todas ellas terminan con un “Te queremos Jefe”.

Si la vida del empresario fue un libro con páginas escritas para que las leyeran unos pocos, a partir de ahora sus herederos parece que han optado por todo lo contrario. Las esquelas son sólo el principio de un culebrón que puede superar con creces los guiones de cualquier reality en prime time. Y además se van sumando historias colaterales cada una más sorprendente que la anterior.  En la ceremonia de esparcimiento de las cenizas del empresario, la hija Yolanda no pudo contenerse y tuvo un momento también trágico.

Enlaces relacionados

- García Cereceda, el amigo millonario de González que nunca se dejó fotografiar

- La extraña familia de García Cereceda

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios