María Dolores de Cospedal: "Sólo me he emborrachado una vez y, desde entonces, aborrezco el whisky"
  1. Noticias
NOTICIAS

María Dolores de Cospedal: "Sólo me he emborrachado una vez y, desde entonces, aborrezco el whisky"

Entendida en copla y fan de Concha Piquer y Rocío Jurado; cantante frustrada a consecuencia de dos nódulos acuciantes, de lo que se tendrá que operar

Foto: María Dolores de Cospedal: "Sólo me he emborrachado una vez y, desde entonces, aborrezco el whisky"
María Dolores de Cospedal: "Sólo me he emborrachado una vez y, desde entonces, aborrezco el whisky"

Entendida en copla y fan de Concha Piquer y Rocío Jurado; cantante frustrada a consecuencia de dos nódulos acuciantes, de lo que se tendrá que operar en breve; aspirante a estrella del ballet clásico; ex fumadora empedernida…el retrato de María Dolores de Cospedal, en una entrevista que ha concedido para la revista Yo Dona, no corresponde con la imagen de política seria, responsable y muy celosa de su vida personal que proyecta a la opinión pública.

La número dos del Partido Popular ha explicado porqué se decidió a ser madre soltera hace cuatro años. “Lo hice consciente y responsablemente, tras esperar cuatro años una adopción de un niño o una niña búlgara que nunca pudo ser y después de someterme a una fecundación in vitro. Quería ser madre y no tenía pareja. No me planteé en ningún momento que fuera algo sancionable por la Iglesia”, explica. La política recibió la buena nueva cuando estaba sentada en Asamblea de la Comunidad de Madrid y Esperanza Aguirre fue a una de las primeras personas que se lo contó. “Las palabras ‘estás embarazada’ son las más bonitas que he escuchado en mi vida”.

Su primer matrimonio con un compañero de oposición no funcionó y tres años después decidieron poner punto a su unión, aunque el hombre de su vida llego tiempo más tarde: el empresario Ignacio del Hierro. “Éramos amigos desde hace muchos años, pero no iniciamos ninguna relación hasta que, apenas sin enterarnos, surgió el amor”. La política se lleva muy bien con los tres hijos del anterior matrimonio de su actual marido y la diferencia de edad no ha supuesto nunca ningún problema entre ambos.

María Dolores de Cospedal también ha recordado su etapa universitaria. “Sólo me he emborrachado una vez en mi vida, cuando estaba en la universidad, y desde entonces aborrezco el whisky”. Sus mayores juergas sin duda fueron durante su etapa de opositora a  la abogacía del Estado. “Era la única forma que tenía de desconectar. Vivía al límite y me impuse una disciplina de trabajo brutal, tanto que ni yo me reconocía”. Unas palabras que hacen más accesible a esta madrileña, que brilla con luz a la sombra de Mariano Rajoy.

Noticias relacionadas

- Caras conocidas en la nueva edición de los Premios Telva

- Rafa Medina se casa como un príncipe en Toledo

- El extraño cambio de look de María Dolores de Cospedal

- La soledad de Zapatero y la ‘fuga’ del rey

María Dolores de Cospedal Entrevista de trabajo Embarazo Matrimonio