Logo El Confidencial
NOTICIAS

Francisco Rivera y Cecilia Gómez S.L.

Hasta que el torero no entró en su vida, Cecilia Gómez era una profesional más del cuerpo de baile de Sara Baras. Como lo hizo antes su

Hasta que el torero no entró en su vida, Cecilia Gómez era una profesional más del cuerpo de baile de Sara Baras. Como lo hizo antes su maestra, la bailarina quiso volar sola. Se independizó como hacen todos los artistas que tienen ese punto aventurero y mágico en su vida y que no se conforman con la seguridad de una nómina. 

No acabó bien con su jefa, y no por las razones que algunos apuntaron, donde se suponía que los celos habían sido el punto de desencuentro. “Cecilia es buena bailando, pero aún le falta mucho para llegar al lugar de Sara. Nunca fueron amigas y, por lo tanto, al no haber lazos de amistad, ella tiró por su lado y Sara se quedó en su sitio”.

Francisco ya había aparecido en la vida de Cecilia, que ya tenía su obra basada en la vida de la duquesa prácticamente cerrada. De hecho, fue su anterior manager quien impulsó la historia y no Francisco Rivera, como más tarde se hizo ver. El caso es que el torero y la bailarina se convirtieron en pareja estable y mezclaron profesión y amor, que no suele dar buen resultado. Rivera se involucró, hubo encuentro con Cayetana de Alba, que prestó todo su apoyo mediático e incluso acudió al estreno, convirtiéndose en atrezzo de la exclusiva que la pareja había organizado.

Fue lo nunca visto, y de ahí que la obra empezara con mal pie, confirmando de esa manera el refrán de “lo que mal empieza, mal acaba”. Ahora Cecilia y Francisco han vuelto a reencontrarse públicamente y con testimonio gráfico y permitido de por medio. El baile de Cecilia no está funcionando como debiera. Y eso que en el estreno sevillano, llamó a la duquesa de Alba para que le echara una mano y, como era de esperar, la aristócrata lo hizo.

En estos momentos, hace falta otra vez un poco de publicidad alternativa, y por eso a Francisco no le importa que lo vean con su ex novia. Y si hay expectativas y morbo mejor que mejor, aunque la realidad sea otra y se acerque más la conveniencia de una sociedad limitada con fines económicos que a una vuelta al rescoldo que dicen que queda cuando no se finiquita un amor. Mientras estén los dos de acuerdo no hay problema.

Noticias relacionadas:

Fran Rivera: “Con Patricia Rato tengo mucha amistad, pero no hay más”

India Martínez, ni con Sergio Ramos ni con Fran Rivera

Las lágrimas de Francisco Rivera

Cecilia Gómez ya no baila al compás de Francisco Rivera

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios